cables de cobre

Consuelo de tontos

El impacto del robo de cables de cobre no es exclusivo de Argentina. Esta práctica, cada vez más recurrente, es uno de los principales dolores de cabeza de las empresas de telecomunicaciones en Latinoamérica.
viernes, 8 de abril de 2022 · 10:17

El precio internacional del cobre y una menor disponibilidad desde el inicio de la pandemia han vuelto a este elemento un objeto atractivo para los ladrones. Un informe del sitio TotallTele da cuenta del impacto que tiene el robo de estos cables en el sector de las telecomunicaciones en la región.

“La región de América Latina ha tenido un problema notable con el robo de cables , particularmente en Chile, Venezuela, Brasil y Argentina, un problema que solo se ha visto exacerbado por el aumento de los precios del cobre”, señala la publicación.

En Argentina, en el año 2021, la Cooperativa Telefónica de Centenario (Neuquén) sufrió el robo del cableado en el sector de chacras. Esta situación generó innumerables inconvenientes en la prestación de los servicios de telefonía e internet, pero también una pérdida económica en ese momento estimada en 30 millones de pesos. 

La ciudad de Rosario y la región (Santa Fe) también reportó el aumento de hechos relacionados con el robo de cables de cobre desde finales de 2020. La Cooperativa Telefónica de Villa Gobernador Gálvez (VGG) fue una de las empresas perjudicadas.  

En algunas zonas de Argentina, las empresas llegan a poner carteles de advertencia para los ladrones donde señalan que sus redes son de fibra óptica y que “la fibra no es cobre”.

A 5 minutos de Captal / zona norte Foto @titititon

 

No solo las telcos

En nuestro país el valor del cobre también impacta en el sector energético, ya que en los últimos años han aumento los hechos de vandalismo contra las redes y los transformadores de energía, que son desmantelados con el objetivo de hacerse del cobre.

En este punto, quienes padecen los robos son las distribuidoras de energía cooperativas que brindan servicios en áreas rurales o periurbanas.

Uno de los casos más resonantes es el de una cooperativa de la provincia de Mendoza, que en los últimos dos años lleva denunciados cerca de 50 transformadores vandalizados en su área de concesión.

La lista para enumerar estos hechos delictivos también podría ser extensa y sobre todo interminable, ya que cada día se registran nuevos ataques contra la propiedad para robar cobre.

"Mal de muchos…”.