Bariloche

La capacitación como herramienta para reducir la siniestralidad

En 5 años, el Centro de formación de la Cooperativa Eléctrica de Bariloche logró reducir los casos de accidentes laborales de su personal.
miércoles, 17 de febrero de 2021 · 16:10

En 2016, la Cooperativa Eléctrica de Bariloche (CEB) inauguró una obra de infraestructura destinada exclusivamente a la capacitación de sus trabajadores y trabajadoras. Con capacidad para albergar a 80 personas, está integrado por un aula mayor y 3 modulares. Durante la pandemia, el espacio siguió funcionando de manera virtual.

“El centro es de uso exclusivo y obligatorio para los trabajadores de la CEB y algunos cursos se abren para que participe gente de la municipalidad u otras instituciones de carácter gubernamental.”, explicó a COLSECOR noticias el gerente de la CEB, Federico Lutz. “No perseguimos el fin de ser una escuela o centro de capacitación general. Lo que se le da al sector público es la oportunidad sinérgica de sumarse a lo que hacemos nosotros, pero no buscamos desarrollarlo como una actividad independiente”, agregó.

En su exterior tiene montadas líneas con postaciones y cables alimentados a batería para simular maniobras en estaciones transformadoras, conexiones domiciliarias y podas donde se desarrollan las capacitaciones. Algunas son obligatorias por las normativas y otras hacen al plan de carrera de cada uno de los trabajadores.

También se hacen capacitaciones de sensibilización, como el tema adicciones, o con el uso de la indumentaria, agregó el gerente de la CEB.

Federico Lutz, gerente general de la CEB

Origen en la tragedia

El espacio que hoy la cooperativa destina a la formación y capacitación de su personal se originó en un hecho trágico que afrontó la entidad en 2015. El joven operario Víctor Rodríguez (25 años) perdió la vida al ser aplastado por un transformador que se cayó tras ceder el poste que lo sostenía. La trágica maniobra provocó graves lesiones en otros 3 operarios de la cuadrilla.

“A partir de ese momento entendimos que debíamos reforzar todas nuestras políticas de capacitación, formación profesional, seguridad y uso de elementos de protección personal, los mapas de riesgo en puestos de trabajo”, señaló Lutz quien ya era gerente en ese momento. “Fue un hecho significativo para nuestra institución”.

 

Menor tasa de siniestralidad

Luego del accidente, la cooperativa realizó cambios sustanciales tanto en su organización como en la capacitación obligatoria del personal. “A partir de ese momento tenemos una órbita gerencial de control de riesgo y desde ese momento todo está bajo esa dirección que lleva también las estadísticas de siniestralidad que se han reducido notoriamente producto de las capacitaciones, de las tomas de conciencia, del fortalecimiento de los liderazgos de los responsables de equipos de trabajo y del mejor uso de los elementos de protección personal. Se ha puesto como visión estratégica el cuidado de los trabajadores y la salud integral para cuidar el capital humano”, señaló el gerente.

“No hay que sacarle la mirada permanente a cuidar el capital humano. Eso está en la esencia de cada una de las cooperativas. Hay que tener una visión muy aguda y darle la prioridad que merece el personal en los procesos de formación y cuidado, ya sea que realicen múltiples tareas o estén en un convenio colectivo, es un deber que tiene un altísimo contenido de moralidad sino se convierte en un descuido y nosotros tenemos lamentables antecedentes que eso no puede suceder”.

 

Pandemia y servicios

Lutz precisó que la cooperativa ha podido adaptarse al contexto de pandemia. “Lo más significativo que nos ha pasado en la pandemia es haber podido darnos cuenta que la pandemia exigía medir nuestras acciones por otros indicadores y variables. Nosotros siempre nos consideramos una organización que va aprendiendo de sus errores. Una de las mayores significancias que tuvo la pandemia fue cambiarnos los indicadores de cómo debíamos desarrollar nuestra curva de aprendizaje para poder adaptarnos a este nuevo escenario. Hicimos un fuerte vuelco en materia digital, aceleramos nuestros procesos de sistematización para favorecer el teletrabajo y evitar los contagios con turnos rotativos. Nos hemos adaptado y debemos estar contentos por eso.

 

  • DATOS

La CEB tiene actualmente 301 trabajadores y trabajadoras en relación directa y otros 150 puestos de trabajo indirectos.

Como agente del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM), es una de las 3 únicas distribuidoras de energía en el país que no mantiene deuda con Cammesa.

Galería de fotos