Volver a empezar

05-07-2011

El Hogar Obrero daba trabajo a más de 13.500 personas, atendía las necesidades de casi dos millones de asociados pero chocó contra el contexto hiperinflacionario. La negativa de brindar un salvataje por parte del gobierno de Menem terminó de colapsar a la gran obra fundada por Justo y Repetto.  

 

¿Qué pasa con el Hogar Obrero hoy y con su concurso de acreedores?

Terminó el concurso. Hemos pagado todas las deudas, es la única empresa que le ha encargado al Banco Ciudad de Buenos Aires, como administrador fiduciario, que venda todo su patrimonio para pagar todas las deudas generadas antes del concurso de acreedores. El acuerdo concursal está terminado, el acuerdo con el banco administrador fiduciario está terminado, y sólo nos falta el cumplimiento de algunas pequeñas cosas para por fin poder levantar el concurso de acreedores, cosa que va a ocurrir este año. 

 

¿Cómo se puede dimensionar la magnitud de esta tarea?

Este es el concurso más grande de la historia comercial argentina y podríamos decir hasta latinoamericana, por la cantidad de acreedores que hubo en la época y por la cuantía de los bienes a vender. El Hogar Obrero vendió bienes de comienzo del siglo pasado hasta la actualidad por valor de casi 550 millones de dólares, y atendió a 173 mil acreedores que para que la gente dimensione significa como llenar dos estadios como el de River Plate. Hicimos una junta de acreedores similar a una votación similar a la de un municipio, porque se votó con urnas durante once días donde se aprobaba o rechazaba la propuesta concursal del Hogar Obrero que fue aprobada por el 81 % en capital y más del 90 % en cantidad de votos. Fue una tarea titánica.  

¿Qué pasa de aquí en más con el Hogar Obrero?

Estamos construyendo viviendas en Paso del Rey, en partido de Moreno, provincia de Buenos Aires. Son 150 viviendas en un predio que tenemos. Ya hemos construido la mitad del primer módulo, las estamos comercializando nosotros con financiamiento propio, a pagar en 120 cuotas mensuales en pesos reajustable con el índice de la construcción, hemos empezado a dar créditos a nuestros asociados de hasta cinco mil pesos, para desarrollo de pequeñas actividades personales. 

¿Un volver a empezar?

Sí, así es, con la tradición de 105 años, somos la entidad decana del cooperativismo argentino por los años de permanencia y vigencia del movimiento cooperativo argentino. 

¿Qué le diría a la gente que confió en su momento en el Hogar Obrero, hoy con el concurso de acreedores terminado?

Que siga confiando, como lo hizo en su oportunidad. Hay que confiar en la gente proba. Nosotros somos administradores de fondos de terceros. Somos igual que funcionarios de municipios o de la provincia. La principal diferencia es que nosotros como cualquier otra cooperativa por ley tenemos un auditor externo, por ley tenemos que someternos todos los años al juicio de la Asamblea, que tiene que no solamente considerar la memoria y el balance, sino que además tiene que definir quiénes son sus representantes por el próximo año en votación democrática y cuáles son las políticas para el próximo ejercicio.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam