¿VAMOS A PROBAR LA ENSAIMADA?

05-08-2015

La marcada descendencia española hizo de esta confitura un sello distintivo de la localidad. Es más, dicen que no te podés ir de San Pedro sin probar la ensaimada.

Este rasgo hizo que se convirtiera en el centro de una fiesta nacional que surgió hace más de 10 años y que se celebra cada fin de semana largo de agosto.

“Se tomó este símbolo gastronómico local, teniendo también en cuenta que siempre San Pedro fue reconocido dentro de la colectividad mallorquina de todo el país como el lugar donde se hacían las mejores ensaimadas mallorquinas”, explica Juan Gomilla, presidente de la Agrupación Mallorca de San Pedro, una de las organizadoras del festejo.

La fiesta de la ensaimada dura tres días, se realiza en el paseo público municipal y cuenta con entrada gratuita. “Desde el mediodía se pueden degustar comidas típicas en la carpa de la agrupación, hay puestos de artesanos y un espacio donde se muestra el `paso a paso´ de la elaboración de esta tradicional masa. Esto está acompañado con espectáculos en vivo durante todo el día”.

Quien tuvo una decisiva participación en popularizar esta delicia en la localidad, fue Juan Puig, inmigrante descendiente de españoles que llegó al pueblo a mediados del siglo pasado y comenzó a trabajar como ayudante en una panadería. Dicen que una navidad le propuso al dueño preparar algunas para miembros de la colectividad y en este punto el que sigue el relato es Don Rubén Bonetti, que luego trabajó 18 años con Puig. “El dueño de la panadería le decía que no iba a andar eso, pero se empezó a vender cada vez más. Cuando pudo Puig instaló su propio negocio”, recuerda.

Hoy, Bonetti tiene su panadería y con 61 años en el rubro, cuenta que la receta original se realiza sin relleno o con un dulce de “cabello de ángel”, preparado con una variedad de calabaza. Acá en Argentina también se rellena con crema pastelera y dulce de leche. “Nosotros tratamos de seguir la tradición. La hacemos en el día, para que esté fresquita. Es un trabajo artesanal. Para que tengas una idea es una masa como de factura, esponjosa, que se enrolla en espiral dicen que ya existía en lugares de España, allá por el 1700 y pico. El tango Garufa dice `con un café con leche y una ensaimada´, eso muestra que acá se conocía por los inmigrantes en Buenos Aires”.

Comenta que en la “Panadería Bonetti”, se realizan en promedio de 250 ensaimadas semanales y que durante la fiesta llegan muchos turistas que se maravillan al probarla “es algo típico, como los alfajores de Córdoba”.

Habrá que llegarse y probarla.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam