UN PASEO POR LAS YUNGAS

26-09-2016

La idea es salir tempranito desde Libertador General San Martín, localidad ubicada a 10 kilómetros del parque, aunque si se arranca más tarde no pasa nada.

Así se llega al Parque Nacional Calilegua, que fue creado en 1979 para proteger una región de las yungas o selva de montaña y de hecho, se trata de la mayor superficie conservada de este tipo de selva, que tiene la particularidad de contar con una gran diversidad ambiental que varía según las altitudes y alberga más de 120 especies de árboles, 120 mamíferos y 350 especies de aves, que representan alrededor del 50% de las aves del país.

La imponente biodiversidad alberga a especies en riesgo de extinción como la taruca o huemul del norte (un pequeño ciervo) yel yaguareté que fueron declarados monumentos naturales de nuestro país. También pueden encontrarse ardillas rojas, monos capuchinos, corzuelas, zorros de monte y el coendú (puercoespín local).

El parque puede visitarse en automóvil (lo atraviesa la ruta 83) o a pie. Definitivamente la segunda opción permite vivir la experiencia de un mayor contacto con la naturaleza.

Muy cerca de la entrada se encuentra la casa del guardaparque, donde es interesante detenerse para tener información del parque y solicitar las guías que permiten ir reconociendo los árboles, aves y las huellas de los animales.

Son diez los senderos que se encuentran habilitados. Uno de ellos es el sendero pedemontano. En el parque nacional explican que el pedemonte es un ambiente que se desarrolla en áreas mayormente planas, que prácticamente ha desaparecido de Argentina y está sumamente amenazado en nuestro país debido a que se utilizó para cultivos, para construir viviendas o para la utilización de la madera de sus árboles, ya que cuenta con una gran cantidad de especies que se utilizan para ese fin.

El sendero comienza a 2 kilómetros de la casa del guardaparque, muy cerquita del ingreso, tiene dificultad baja y una duración de una hora.

La particularidad es que a 300 metros de su inicio se encuentra una estructura de 8 metros que permite al visitante situarse por encima de la copa de árboles de más de 30 metros y tener una vista privilegiada de aves de la zona.

Historia guaraní

Otra de las propuestas es el sendero intercultural guaraní, que puede ser visitado con un guía de los pueblos originarios. Lo interesante es que ellos van relatando en guaraní y luego se va traduciendo al español aspectos de la cosmovisión de su pueblo, que históricamente vivió en la zona.

Dura alrededor de una hora y tiene 7 paradas donde se va desarrollando la relación con la naturaleza, la segunda parada se realiza en un mirador frente al río San Lorenzo, se explica la forma utilizada para pescar y se habla sobre seres mitológicos asociados a cursos de agua. Mientras se va recorriendo y reconociendo diversas especies también se hace referencia al árbol que conocemos como “palo borracho” que según esta cosmovisión tiene esta forma porque albergó al pueblo en sus orígenes cuando estaba amenazado. Hay cuatro guías habilitados y siempre es mejor contactarlos con antelación. Los datos se encuentran en el facebook del Parque Nacional Calilegua.

Para quienes prefieren pasar más de un día en el parque, la opción es acampar. Hay estacionamiento, fogones, mesones y asadores (no cuenta con proveeduría, luz eléctrica ni agua potable) y sanitarios con agua solo para higiene.

La época ideal para visitar el lugar comprende los meses de agosto a noviembre, cuando se registran menor intensidad de lluvias. Siempre es necesario llevar repelente, protector solar, agua potable y alimento.

Desde el parque indican que conviene realizar el recorrido los días nublados ya que se observan mayor cantidad de aves y mamíferos pequeños, aprovechando que los predadores tienen menos visión que un día soleado.

La riqueza de este exuberante ecosistema hace única la experiencia que ofrecen las yungas y convierten a Calilegua, el único parque nacional de Jujuy, un destino obligado para quien pase por estas tierras.

Parque Nacional Calilegua

Ubicación: Sudeste de Jujuy

Cómo llegar: La entrada del parque se encuentra a 10 kilómetros desde la ciudad de Libertador General San Martín.

Qué hacer: Caminar, acampar, observar especies animales y vegetales.

Alojamiento: Dentro del parque sólo es posible acampar. La localidad de Libertador General San Martín ofrece varias opciones de alojamiento.

Recomendaciones: Llevar repelente contra insectos, agua potable. Detenerse en la casa del guardaparque para obtener toda la información sobre los recorridos que ofrece el parque. El horario de ingreso es de 08 a 14 horas.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam