TODO LISTO PARA LA FIESTA DEL OLIVO

15-03-2016

* Revista COLSECOR / Marzo 2016

Esta ciudad del sur de Buenos Aires se viste de fiesta para celebrar la cosecha de olivos. Por más que en general no se relacione a Coronel Dorrego con esta actividad, lo cierto es que la misma tiene una rica historia y una importante presencia en el lugar.

La cita es a mediados de abril, pero el movimiento comienza una semana antes, con actividades culturales, educativas y recreativas. Asimismo, el `plato fuerte´ llega el viernes 15, “cuando se realiza la inauguración del festejo y tienen lugar las charlas técnicas. El sábado llega el esperado concurso de platos a base de aceite de oliva y las ya clásicas visitas a las fincas, donde se puede ver cómo se produce y extrae el aceite”, explica Ana Inés Errazquin, secretaria del área de Producción y Turismo local.

Ese mismo día se realiza una demostración de cocina en el Polideportivo Municipal, epicentro de este festejo, a cargo de un chef de la talla de Maru Botana, Leandro “Lele” Cristóbal o Donato De Santis, que estuvieron presentes en ediciones anteriores. A esto se le suman las actuaciones de grupos musicales, stands donde las empresas olivícolas ofrecen sus productos y feria de artesanos locales.

El año pasado se identificó el olivo más viejo de Coronel Dorrego y para esta edición, está prevista la búsqueda del más antiguo del distrito. Por otro lado, se está viendo la posibilidad de incorporar un panel de cata de aceite.

Un almuerzo particular

Pero sin dudas el día más esperado es el domingo, con el esperado almuerzo popular. No se trata de una reunión común, sino que “generalmente se convoca a colectividades como la española, italiana o griega, cuya gastronomía tiene mucha relación con el olivo. Una colectividad hace el plato de entrada, otra el principal y otra elabora el postre. En este marco se realiza la entrega de premios a los ganadores del concurso gastronómico y luego llega el cierre con un show musical de renombre. Si bien el almuerzo es con tarjeta, más tarde se abre el polideportivo a todo el público para disfrutar del espectáculo”.

La fiesta surge porque “se quiso dar impulso al Olivo, ya que en la zona desde hace muchísimos años hay bastantes montes de olivos que estuvieron abandonados y hoy están activos, junto a nuevas fincas. Hay productores grandes como también pequeños, muchos de los que se reúnen en una cooperativa de olivicultores donde extraen el aceite en conjunto”, explica Errazquin.

Llegan a la fiesta tanto personas de la zona como del resto del país y además de la Municipalidad, participan de la organización los integrantes del circuito turístico olivícola, un grupo de productores locales que durante el año ofrecen distintas actividades para los visitantes.

Tradición olivícola

Desde el municipio de Coronel Dorrego ofrecieron los datos de la olivicultura en la zona: “Nuestro distrito está ubicado geográficamente entre el mar y las sierras. Debido a las propiedades del suelo y las condiciones inmejorables del clima, logra destacarse en la producción de olivos. Poseemos 2500 hectáreas de olivares, la mayor superficie de la provincia, y producimos más de 7 millones de kilos de aceitunas por cosecha con las que se elabora un millón de litros de aceite de oliva”.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam