Textiles Pigüé recibió la posesión de las plantas

09-02-2005

Mediante un acto efectuado frente a la planta Nº 6, la provincia de Buenos Aires cedió el día 7 de febrero las tres fábricas que la ex empresa Gatic poseía en esa ciudad a la cooperativa de Trabajo Textiles Pigüé. El acto de entrega contó con la participación del director del Banco de la provincia de Buenos Aires, Alejandro Hugo Corvatta; los representantes del ministerio bonaerense, doctor Luis Coronado Oyarzú y el ingeniero Raúl Ubaldi; Eduardo Murúa, titular del Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas; concejales saavedrenses del justicialismo, el Polo Social y el ARI; y operarios.

Paso a paso

El 13 de enero del 2005 cien operarios festejaban haber recuperado su medio de vida. Ocuparon la planta con la ley de expropiación en la mano, aunque la justicia todavía no había otorgado formalmente la tenencia. Mucho tiempo pasó y muchas luchas debieron llevar adelante los trabajadores para llegar a la situación actual. Para el grupo Gatic la sede en Pigüé, compuesta por tres plantas, era estratégica por ser el primer eslabón de su cadena productiva ya que allí se producían los insumos de telas para la indumentaria y el calzado deportivo que se producía en las otras fábricas.

En octubre de 2003 se detuvo la producción y los dueños desaparecieron. Los obreros no fueron suspendidos ni despedidos, y resolvieron quedarse en la fábrica. Crearon la cooperativa con 207 socios. En mayo de 2004 comenzaron a producir en una de las plantas; en las otras se había cortado el gas por falta de pago. Cuando apareció Guillermo Gotelli (denunciado como testaferro de fondos buitres) aparentemente interesado en alquilar las sedes de Coronel Suárez, Pilar, Las Flores y Pigüé, los integrantes de esta última se negaron. “No queríamos volver a tener Patrón.” Sintetizó Pedro Sánchez. En los otros casos intervino el Sindicato de Obreros del Caucho. No así en Pigüé cuyo delegado - Oscar Laurel- había retirado maquinarias sin autorización legal, para formar su propio micro-emprendimiento. Los obreros fueron denunciados por usurpación. El 12 de agosto de 2004 se produjo un violento desalojo efectivizado por 200 integrantes de la Policía Bonaerense a cargo de Julio Ducid, luego removido de su cargo por esta represión, quien ni siquiera se detuvo ante las mujeres. Finalmente ya con la ley en la mano, los trabajadores de Pigüé ingresaron y dieron una “vuelta olímpica”. El siete del corriente, la cooperativa de Textiles Pigüé recibió lo que tanto buscó, la posesión de las tres plantas de la localidad.

Fuente: www.lavaca.org y "Vuelta olímpica" www.sitiocooperativo.com.ar

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam