TARIFAS: DISPARIDAD GENERA CONFLICTOS CON LOS SERVICIOS COOPERATIVOS

16-04-2014

Desde febrero, en algunas localidades del interior de la provincia de Córdoba se sucedieron manifestaciones públicas en rechazo a la suba de la tarifa eléctrica del servicio cooperativo.

En el caso de Sebastián Elcano, al noroeste provincial, hubo marchas contra la cooperativa eléctrica que también brinda servicios en otros pueblos y parajes rurales como Rayo Cortado, Santa Elena, Cerro Colorado, Churqui Cañada, San Agustín de Guayascate, El Perchel, El Pantano, La Toma y Caminiaga.

En Holmberg, en el Departamento Río Cuarto, algunos vecinos salieron a pedir que la cooperativa abandone la prestación y en su lugar la Empresa Provincial de Energía (Epec) brinde energía. Al respecto el presidente de la cooperativa, Daniel Díaz, precisó que de ningún modo Epec podría “desembarcar” en la localidad ya que los contratos de concesión señalan que en caso de que una cooperativa deje de prestar el servicio tiene prioridad otra entidad similar. También señaló que las tarifas no las fija cada cooperativa sino que es el Ente Regular (Ersep) quien autoriza las subas para todas las entidades de la provincia.

En defensa de la situación que atraviesan éstas y otras cooperativas cordobesas, que en particular tienen cerca poblaciones donde Epec presta energía, las federaciones FACE y FECESCOR salieron a responder especialmente a los medios de prensa “que se han dedicado a atacar al sistema cooperativo”, señalan en un escrito conjunto difundido ayer. VER COMUNICADO

Ambas entidades, que representan a más de 200 cooperativas de servicios públicos de Córdoba, manifestaron que “como cooperativistas preferimos identificarnos como usuarios organizados en empresas para auto suministrarnos servicios”.

El comunicado pone nuevamente de manifiesto una histórica demanda de las cooperativas respecto al trato igualitario que le reclaman a las autoridades provinciales. Pero hoy no se puede pedir igualdad en las tarifas a las cooperativas cuando las condiciones no lo son, señalan los dirigentes. Las cooperativas eléctricas no pueden sostener la misma tarifa que la Epec porque la empresa estatal cuenta con el “subsidio o financiamiento en sus gastos corrientes e inversiones” del Gobierno de Córdoba. Mientras que “las cooperativas se sustentan solas”. Además, es la Epec quien le vende energía a las entidades sin fines de lucro.

En este sentido, tanto la Asociación Coordinadora de Consejos Regionales de Córdoba Cooperativa Limitada (Face Córdoba) como la Federación de Cooperativas Eléctricas y de Obras y Servicios Públicos de la Provinciade Córdoba (Fecescor) demandan “reglas de juego claras para competir libremente, ya que estamos en condiciones de hacerlo con cualquier sistema privado en la prestación de los servicios”.

En muchas de las poblaciones donde prestan servicio las cooperativas se subsidia a las instituciones de bien común como parroquias, centro de jubilados o cooperadoras y, en algunos casos, se sostiene el servicio eléctrico en las escuelas y hospitales provinciales a pesar de los fuertes atrasos en la cancelación de la facturación mensual que en ocasiones ha superado los seis meses.

Los casos recientes de las localidades de Deán Funes, Holmberg y El Cano se suman a una lista de sostenidos intentos “donde la política local hace su juego”, expresó el secretario de FACE Córdoba, Aldo Truant. La lista se podría completar con casos similares que ocurrieron en Sampacho, Canals o Anisacate.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam