Se transformó en un problema

25-01-2010

El transformador que reemplazará al que quedó fuera de servicio llegó a la ciudad de Córdoba desde la localidad de Arroyo Cabral. El viaje de 200 kilómetros demandó un gran operativo de dos días y medio sobre la ruta que obligó a sacar carteles en la autopista y moverse a paso de hombre en las zonas urbanas.

Según la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (Epec) la puesta en funcionamiento del transformador llevará unos 20 días. Hasta esa fecha se programaron cortes de energía de seis horas en la ciudad y el interior provincial que fluctuarán según la demanda. 

Los cortes de luz se aplican en dos turnos de tres horas cada uno. Si bien pueden no comenzar a la hora anunciada por el nivel de demanda, “deberían, en teoría, culminar a la hora prevista”, declararon desde la empresa de energía provincial.

El cronograma regirá hasta el domingo 31 de enero. Luego se aplicará otro. Esto tiene la intención de hacer más igualitarios los cortes, es decir, para que los vecinos no se vean afectados y perjudicados siempre con el mismo horario.

 

Explicar lo inexplicable

De las declaraciones de la vocera de Epec, Mariana González, puede leerse entre líneas que la imprevisión y la falta de inversión son responsables de los cortes que hoy deben soportar los usuarios de la empresa. La cadena de responsabilidades toca tanto al Gobierno provincial como nacional.

En tanto, el gobernador Schiaretti, recién llegado de España, parece haberle dado un tirón de orejas a los funcionarios de la empresa para que “ordenen” y publiquen los cortes en la ciudad.

Mientras tanto grandes y pequeños consumidores se preguntan quién asumirá las pérdidas de la producción parada, de la mercadería que se pudre y de los electrodomésticos quemados por los cortes a deshora.  

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam