Se aprobó la Ley de Concursos y Quiebras

02-06-2011

La norma privilegia la posición de los trabajadores para que adquieran la empresa en quiebra con sus créditos laborales y deroga la suspensión de los intereses compensatorios originados en créditos laborales, de modo que no los convierta en variable de ajuste de los procesos concursales. El texto permite a las cooperativas tener a trabajadores en relación de dependencia, garantiza el acceso a la información de los trabajadores en todo el proceso, aún en el concurso preventivo, y establece que, en caso de quiebra, los trabajadores cobren ante que los prendarios.

Según dicta esta Ley, los trabajadores de una empresa podrán conformarse como cooperativa y comenzar a producir antes de que la quiebra sea declarada. En este sentido, Sancha explicó: “Hay dos elementos muy importantes. Primero que las acreencias laborales puedan servir para la compra de la quiebra. Y, por otro lado, que los trabajadores en el proceso concursal puedan formar un comité de control que sea informado del Estado de la convocatoria”.

El proyecto presentado por el Ejecutivo sufrió varias modificaciones, varios artículos estuvieron redactados por nuestra Confederación cuya redacción de los mismos estuvo a cargo de la abogada Marcela Macellari. En los pasillos del Congreso nuestra abogada nos resumió los aspectos más importantes de la Ley que básicamente apunta a eliminar las grandes asimetrías entre los trabajadores y los empresarios.

Otra de las modificaciones es la incorporación del artículo 48 bis que da la posibilidad a los trabajadores formados en cooperativas de trabajo poder presentarse en el cramdow (salvataje) y comprar las acciones de la empresa con sus indemnizaciones laborales al 100% calculados.

Por último cabe aclarar que el proyecto suspende las ejecuciones hipotecarias hasta dos años. Esto permitirá a los trabajadores de la cooperativa se organicen en cuanto a la gestión.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam