SARA: CALEFACCIÓN ACCESIBLE Y DE PRIMER NIVEL

04-08-2015

Un grupo de investigadores, docentes y alumnos de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires (FADU) trabajaron en colaboración con las áreas Energía y Tecnologías Sustentables del INTI para encontrar una respuesta a cómo calefaccionar hogares donde no hay gas natural de manera más eficiente. El proyecto apunta a dar una solución a los sectores más vulnerables.

El objetivo del equipo fue “la creación de un artefacto que pueda ser construido por cualquier persona con mínimos conocimientos, siguiendo instrucciones de un manual muy accesible”, explica Rodolfo Rotondaro, investigador independiente del CONICET en FADU.

SARA, la estufa Social Argentina de Alto Rendimiento, es similar a lo que se conoce como “estufa rusa”, pero este modelo difundido ahora es más económico y se fabrica con abobe, un material más accesible y que mantiene el calor en el ambiente por más tiempo que las estufas comunes. Su sistema de doble combustión permite quemar la leña de forma más eficiente y limpia.

El prototipo de SARA se construyó y evaluó en INTI-Energía en función de las necesidades de las familias que no tienen acceso a una calefacción adecuada mínima y segura que evite situaciones de riesgo habituales de los braseros y estufas rudimentarias.

El manual para la autoconstrucción está disponible en Internet y apunta a que cada familia pueda tener su estufa con materiales propios de la geografía donde habita.

Las tres ventajas de SARA

Según describe el manual tiene algunas características que la hacen más efectiva, segura y sustentable.

- Masa térmica. Está construida con ladrillos de adobe que tienen gran capacidad para acumular calor. Aun estando apagada, sigue entregando calor al ambiente. Es apropiado en zonas frías donde se requiere calefacción estable sobre todo durante la noche y la madrugada.

- Doble combustión. Permite quemar de una forma más limpia y aprovechar mejor la leña. Esto permite un uso más eficiente del combustible reduciendo al mínimo los efectos tóxicos generados por la quema de combustibles.

- De alto rendimiento. Transmite al ambiente interior más del 70 por ciento del calor entregado por la combustión de la leña. Las estufas comunes como las salamandras de hierro transmiten apenas entre 30 a 50 por ciento.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam