SanCor después de la tormenta

16-09-2008

SanCor decidió sacar finalmente la cabeza del agujero y contarle a la prensa donde está y hacia dónde va. Si bien hace un tiempo que la información sobre el problema financiero y la deuda se conoce a través de los medios, ahora fue el momento de escucharla de boca de las propias autoridades del consejo de administración.

En conferencia de prensa, su presidente Oscar Carreras, explicó que del total de la deuda de 170 millones de dólares, 140 millones fueron reestructurados a través del banco venezolano.

“La verdad es que era pesada mochila financiera que SanCor llevó más de una década con todos los avatares que en el medio nos dio la economía argentina, pero hoy totalmente resuelto en un altísimo porcentaje. Sólo queda una pequeña parte con un banco que de manera acordada quedó para resolver en los próximos días. Pero el grueso está resuelto”, dijo Carreras.

La principal operación de financiamiento se hizo a través del Banco de Desarrollo de Venezuela “con los montos que se habían acordado dentro del contrato. Ya están transferidas las garantías de SanCor hacia el banco venezolano y ya están corriendo los términos del contrato cumpliendo a través de la provisión de leche en polvo y transfiriendo tecnología, que es el medio para pagar esa deuda”, indicó el presidente de la cooperativa.

Sobre los rumores de que SanCor dejara de ser una cooperativa dijo que: “Dentro de las opciones que se evaluaron hubo varias alternativas y en algún momento existió esa. Pero por suerte hoy ya no es así y esta opción de Venezuela nos permite seguir siendo 100 % cooperativa como lo fuimos desde el primer día hace 70 años”.

  

Inversiones y mercado

La conferencia de prensa sirvió también para anunciar una importante inversión de 37,5 millones de dólares que se realiza en el marco de la empresa que conforman Sancor y Arla Food S.A. (Cooperativa sueco-danesa) en Porteña, en la provincia de Córdoba. “Es una ampliación que nos va a dar la posibilidad de ofrecer más producto y con especificaciones más puntuales para la demanda”.  La ampliación permitirá llevar a unas 25 mil toneladas de proteína derivadas de suero, un producto intermedio que abastece a varias industrias de la alimentación.

En cuanto al contexto internacional de la lechería, Carreras indicó que “la leche en polvo tuvo una baja en estos últimos 40 o 50 días de 1.500 dólares la tonelada y esto cambia el perfil de negocios obviamente. Hay que reformular el esquema tal cual se venía trabajando”.

Y en cuanto al panorama mundial de los tambos Carreras agregó que  “A nivel internacional los tambos desaparecen a un ritmo del 6% anual y esa cifra es exactamente la misma en la Argentina. Nosotros creemos que habrá menos tambos pero más leche, a través de un nuevo modelo de gestión”.

El miércoles 17 de septiembre la empresa láctea más grande del país cumplió 70 años de vida.

 

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam