SABOR Y TRADICIÓN

07-07-2016

En esta pequeña localidad que sorprende con sus prolijas calles de tierra, cada año tiene lugar una curiosa fiesta popular que este año celebra su 15º edición.

Todo gira en torno a los concursantes (suelen ser alrededor de 20) que en cada edición se acercan con sus chacinados para participar, con las ilusiones puestas en levantar la gran copa que indica que su producto fue el mejor. Todo esto, acompañado de variadas actividades y de la mejor gastronomía típica dentro de la que, obviamente, se encuentran los stands donde se vende el chorizo seco.

“Todo el chacinado que está a la venta se elabora en el pueblo”, sentencian con orgullo las comisiones de la Biblioteca Florencio López y del Club Agrario, que organizan el evento. No es un dato menor cuando nos indican que para cada edición elaboran entre 800 y 1000 kg de chorizo, todo con sus propias manos.

“La fiesta empezó como un concurso, porque en la zona hay muchas familias que tienen tradición en la elaboración de chacinados. Al principio era muy pequeña y año a año fue creciendo, gracias a la colaboración de la comunidad y de las instituciones locales”, explica Andrea Penella de la biblioteca local.

Este año, la fecha indicada es el 13 y 14 de agosto. “Comienza el sábado a la tardecita en el club con un fogón, donde se comparte música, danzas y comidas típicas como empanadas, asado y chorizo”.

El domingo es el día central y todo el pueblo cambia su fisonomía. La plaza está adornada con puestos artesanales y se observa el movimiento de los turistas. Este día las agrupaciones gauchas ganan protagonismo. Las actividades comienzan por la mañana con prueba de riendas en un predio céntrico y continúan con el “paseo criollo”, un pintoresco y esperado desfile del que participan los centros tradicionalistas que llegan a la fiesta, las instituciones locales, las candidatas a Flor del Pago, grupos de danza, carruajes y autos antiguos. Al mediodía se organiza el almuerzo criollo en el club y quien prefiere lleva el mate y se instala en la plaza, donde también hay venta de comidas típicas.

“La convocatoria suele ser de alrededor de 3.500 personas, pero hemos recibido a más de 5.000 visitantes en algunas ediciones. Para un pueblo como el nuestro de 600 habitantes, es muchísima gente”, comenta Andrea.

El concurso

A media tarde todo el mundo enfila para el club para presenciar el gran concurso. Se preparan tablas identificadas con números para que nadie sepa qué concursante es el autor de las delicias. “En general se presentan alrededor de 20 personas y el jurado se elige al azar en ese momento, ya que en esta región mucha gente que conoce sobre el tema. Se evalúa el sabor, el color y las características generales, en base a lo cual se coloca un puntaje. Hay tres premios y los ganadores se dan a conocer a la noche, igual que la finalista a Flor del Pago”.

Hay espectáculos, sorteos y actividades que se extienden hasta medianoche en esta Fiesta del Concurso del Chorizo Seco. “Quien quiera participar tiene que contactarse un tiempo antes de la fiesta y acercar dos piezas. Una para bromatología y otra para el concurso. Están todos invitados”, finaliza.

Quien desee participar puede comunicarse a la Biblioteca Popular al 02342 495177 de 16:00 a 20:00 hs.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam