Represión en La Rioja

15-02-2005

Los trabajadores del ex sanatorio Ados realizarán una conferencia de prensa en el Salón José Luis Cabezas del Congreso de la Nación a las 17 hs. Junto a diputados de la Nación, exigirán la devolución de la clínica según lo dispuesto por el Juez Federal, Rubén Blanco quien hizo lugar al recurso de amparo solicitado. Así mismo expresarán su repudio por la brutal represión sufrida los días 10 y 11 del corriente.

Esta clínica, que fue objeto de endeudamiento y vaciamiento por un largo período, fue preservada del cierre por sus trabajadores, quienes constituidos en la Cooperativa “Unión Y Trabajo”, se hicieron cargo del mantenimiento de las instalaciones y organizaron la reapertura de la misma. La actividades realizadas para tal fin comprendieron una diversidad de tareas como la reparación del inmueble y de los equipos de rayos; la puesta en marcha del laboratorio de análisis clínicos; la firma de convenios con más de cincuenta médicos y preacuerdos con distintas obras sociales, entre otras cosas.

El sanatorio creado por la Asociación de Obras Sociales (ADOS) fue el mejor centro de Salud riojano. Eran dos edificios -aún hoy- perfectamente equipados y también una farmacia con sucursales en localidades cercanas. Pero se sumergió en la típica decadencia de fines de los 90 hasta que- gerenciadora y concurso preventivo mediante- fue cerrado en 2004. Desde entonces la cooperativa formada por médicos, enfermeras y auxiliares intenta reabrir la institución.

La infraestructura está en condiciones de ser utilizada. Existe un vacío de atención en la ciudad para trabajadores de pocos recursos. El objetivo de la cooperativa no es el lucro, sino mantener fuentes de trabajo y, a la vez, restablecer un servicio para la comunidad que se inserte en los planes de salud pública.

La apertura programada para el 14 de febrero fue frustrada por un violento desalojo perpetrado por las fuerzas represivas dispuesta por la justicia provincial que respondería a directivas del gobernador Maza. A eso se suma una brutal represión el día 11, cuando los trabajadores pretendían hacer efectiva la disposición de la Justicia Federal. Esta actitud criminal de la policía dejó como saldo heridas graves en los trabajadores, la mayoría de ellos mujeres. También fueron golpeados dirigentes sociales y los diputados de la Nación Carlos Tinnirello y Julio César Martínez; así como el diputado provincial, Miguel Medina, este último tuvo que ser internado en terapia intensiva.

El juez federal Subrogante Daniel Herrera Piedrabuena recibió ayer a Yoma y a la cooperativa Unión y Trabajo. Luego ofició ante el Ministerio del Interior para que se cumpla el amparo, si es necesario con Gendarmería. Promoverá acción penal contra quienes ordenaron el desalojo del ex sanatorio. El gobierno provincial alerta sobre actos de violencia. El accionar de Yoma politiza el conflicto.

Se dará una medida inédita en la provincia "el oficio que enviará al Ministerio del Interior para pedir el auxilio de las fuerzas federales que hagan cumplir con la orden judicial", es decir la Gendarmería y la Policía Federal. El juez habría aclarado en la reunión que al margen de la actuación de la Justicia Federal, el proceso de quiebra continúa en la justicia provincial.

Se desestimó que haya entonces un problema de competencia de jueces porque nunca fue planteado, además de que "cualquier juez puede dictar un amparo", enfatizó Yoma. Insistió que es necesaria una "decisión política y buena voluntad" para solucionar el conflicto, luego del enfrentamiento con la policía.

Trascendió que la medida adoptada por el juez Rubén Blanco se mantendrá, aunque los resultados no pueden ser inmediatos. Se supo que ya se notificó a la Cámara Segunda y se enviaría un oficial de justicia para que notifique en ADOS que está vigente una medida cautelar.

Fuentes: Prensa obreros de Zanón. Sin Patrón, www.lavaca.org

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam