Quince cooperativas quieren hacer un gasoducto

20-01-2004

La obra empezará si este año, después de cinco de gestiones, y después de superar en agosto pasado la instancia de la audiencia pública donde se evaluó positivamente el proyecto, el Ente Regulador del Gas (Enargas) concede la autorización correspondiente. En el término de dos años, debería estar concluida.

La construcción comenzaría en la intersección de las rutas nacionales 19 y 34, jurisdicción de Angélica (Santa Fe) centro de la principal cuenca lechera de América latina, donde se incorporará una red troncal; avanzaría luego hacia el Norte por la zona limítrofe con Córdoba, y finalizaría en la localidad santiagueña de Selva.

Las quince entidades agrupadas, ahora reunidas en la Cooperativa de Emprendimientos Conjuntos de Servicios Públicos y Privados de la Región Centro (Cecrece), se harán cargo de la obra, habiendo interesado para su financiación al Banco de Inversión y Comercio Exterior (Bice).

La cooperativa, que actuará como subdistribuidora de gas, obtuvo el respaldo político del gobierno santafecino, que apoya el proyecto. "Sin embargo, algunos intendentes cordobeses especulan con obtener cierto rédito político y por eso el Enargas demora la habilitación", advirtió Aníbal Leiva, miembro de la Cooperativa de Servicios Públicos de Selva (Santiago del Estero).

Adolfo Ferrero, de la Cooperativa de Servicios Públicos Morteros (Córdoba), resaltó la importancia de la obra. "Producirá ahorros al sector industrial, y eso permitirá reducir costos", apuntó. En esa zona se encuentran radicadas varias industrias lácteas (SanCor, Williner, Verónica, Manfrey y Ramolac, entre otras), frigoríficos (La Piamontesa) y elaboradora de proteínas animales (Arla Foods).

La obra se complementará con más de 700 kilómetros de red domiciliaria en 15 localidades.

.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam