Proyecto Lamberto

04-05-2005

En las próximas semanas se tratará en la Cámara de Diputados el proyecto de Ley de Lamberto que propone establecer que las cooperativas son entes no sujetos al Impuesto a las Ganancias. CONINAGRO (Confederación Intercooperativa Agropecuaria)dijo estar de acuerdo con dicho proyecto - en realidad una modificación a la Ley de Impuesto a las Ganancias - y así se lo hizo saber a su autor y hará lo mismo con una docena de legisladores que esta semana próxima estarán en la entidad. A principios de marzo presentó también al presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, una carta en la que el cooperativismo explica que las entidades cooperativas no son sujeto del impuesto a las ganancias por inexistencia del hecho imponible.

La aprobación de la Ley Lamberto terminaría con una vieja discusión. Es que las cooperativas no tienen ganancias sino excedentes. Estos excedentes son devueltos a sus asociados, los cuales en forma individual tributan el Impuesto a las Ganancias. Por lo tanto, si las cooperativas debieran pagar, se caería en una doble imposición. Esto lo ha entendido Lamberto y por ello elaboró el proyecto en cuestión. Existe sobrada bibliografía en la que se coincide que “las cooperativas no son empresas lucrativas: sus excedentes, en caso de existir, retornan anualmente a quienes los hayan generado al haber abonado por el servicio un precio superior al costo del mismo. El retorno cooperativo constituye un ajuste de precio que se distribuye en proporción al uso de los servicios sociales; la utilidad de las entidades lucrativas, en cambio, configuran una remuneración al capital y es éste la base de su reparto”.

Hoy las cooperativas están exentas del pago del Impuestos a las Ganancias y ello genera incertidumbre ante eventuales presentaciones erróneas que darían lugar a una discusión sobre este tema. El proyecto Lamberto propone directamente la no sujeción, lo que aclara definitivamente este encuadre tributario ante el espíritu de las cooperativas. Pero CONINAGRO sostiene que el proyecto podría enriquecerse con el agregado de un artículo destinado a despejar cualquier duda que pudiese suscitarse respecto al impuesto a la Ganancia Mínima Presunta.

El artículo 20 inciso d) de la Ley deI Impuesto a las Ganancias establece que están exentas del gravamen las utilidades de las sociedades cooperativas de cualquier naturaleza y las que bajo cualquier denominación (retorno, interés accionario) distribuyan las cooperativas de consumo entre sus socios. Entre los conceptos esenciales de su no gravabilidad la Ley expresa, entre otros puntos, que:

- Son organizaciones sin fines de lucro, fundadas para organizar y prestar servicios

- Los excedentes, por un exceso en la previsión del costo, deben distribuirse a los asociados en proporción al uso de los servicios sociales

Los estudios realizados sobre este tema indican que la ley e impuesto a las ganancias tiene un incorrecto tratamiento al considerar a las cooperativas exentas, cuando constituye una situación de no sujeción al gravamen, pues el excedente en la previsión del costo debe ser devuelto a quienes los generaron. Esos excedentes deben ser gravados en cabeza de los socios otorgándole el carácter de ganancia de segunda categoría a los intereses, y a los retornos igual tratamiento que a las operaciones que les dieron origen por constituir éste un ajuste de precio, a la alícuota del impuesto que corresponda a cada asociado.

CONINAGRO consideró que es muy importante que se reconozca el principio de no sujeción, porque ha habido en los últimos años varios intentos de eliminar la exención, o de acotarla con limitaciones inadmisibles.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam