Preocupa a los dirigentes cooperativos el esquema de costos de la energía

15-03-2013

El gobierno pampeano autorizó esta semana a las cooperativas una suba en las boletas de electricidad, que corresponde a un cargo fijo por obras de carácter variable. Esto representaría entre $1 y $10, según el consumo de cada usuario.

Desde la Federación Pampeana de Cooperativas (Fepamco) aseguran que la suba “es bienvenida pero no alcanza”. Abel Argüello, su titular, habló con COLSECOR noticias luego del plenario que mantuvieron las cooperativas el jueves por la tarde, y contó que las entidades que representa arrastran un desfasaje en las tarifas desde el año pasado que las “afecta financieramente”, sobre todo a las más chicas.

En diciembre último, las cooperativas de servicios públicos otorgaron un aumento salarial a los trabajadores del 8%, como se había acordado en marzo de 2012 esto se haría escalonado en tres veces. “El tema es que la última recomposición, que siempre viene apoyada por una actualización de tarifas, recién lo estamos cubriendo ahora con este cargo fijo que lo vamos a cobrar en mayo”, explicó Abel Argüello.

“La realidad de las cooperativas de servicios públicos es crítica, sobre todo si tenemos en cuenta que estamos nuevamente en paritarias”, dijo Argüello y confirmó que el lunes 18 mantendrán una reunión con el ministro de Obras Públicas, Jorge Varela, de quien depende la Administración Provincial de Energía (APE).

En este caso, plantear una nueva tarifa o subsidios son las alternativas que manejan las cooperativas para cubrir los costos.

Este mes, las cooperativas deberán negociar la pauta salarial anual con la Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza (Fatlyf). Aunque no se manejan cifras concretas, “no tenemos margen para hacer una propuesta sustentable a los trabajadores si no tenemos un nuevo reconocimiento tarifario”, concluyó el presidente de la Fepamco.

La situación de las cooperativas de servicios públicos pampeanas no difiere de otras similares que atraviesan entidades cooperativas de otras provincias. Consultado por esto, Argüello dijo tener “la impresión que cada año se complica más obtener una respuesta de los gobiernos en tiempo y forma. Pocas veces hemos tenido que abrir una paritaria sin que nos hayan reconocido la anterior”, expresó respecto al caso particular de La Pampa. “Entendemos que lo que se solicita es lo justo, necesario e imprescindible. Pero si no llega a tiempo no es una solución”.

Desde la Fepamco aclararon también que la provincia no mantiene deudas con las cooperativas por la prestación de energía eléctrica en dependencias públicas, tal como sucede hoy en Córdoba y Buenos Aires, y que se cumple con los subsidios planteados a las entidades más pequeñas.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam