Pedro Korolkov:

23-04-2009

“Lo nuestro ahora se ha transformado en un proyectito", agrego Korolvok al responder sobre el destino del negocio de los celulares para las cooperativas.

(PC) ¿Qué sucedió con el sueño de brindar el servicio de telefonía celular a través de una empresa propia del cooperativismo?

Hace un par de años, el gobierno otorgó a las dos federaciones, FECOSUR y FECOTEL, la licencia para operar el servicio de telefonía celular. Una empresa multinacional tenía que devolver un pedacito de frecuencia y todavía no lo devolvió. Y el gobierno no nos hace entrega de la frecuencia que necesitamos para operar. Y en esto estamos desde hace cinco años. Y con esta espera, nos han limado el negocio, porque no es lo mismo haber tenido en un momento determinado, en el Plaza Hotel, a la tecnología china, a la embajada de China y a los bancos chinos dispuestos a financiar nuestro proyecto, que ahora que ya hay más de 40 millones de teléfonos celulares, con lo cual lo nuestro se ha convertido hoy en un proyectito...

(PC)¿Cuál es la visión de FECOTEL frente a esta situación? ¿El cooperativismo va a tener finalmente la frecuencia de telefonía celular o no la va a tener?

Nosotros vamos a seguir insistiendo con el tema de la frecuencia. Lógicamente, en el camino se va produciendo el desgaste... Entonces, mientras tanto, celebramos el acuerdo con la empresa Personal, de Telecom, para utilizar sus redes. Es un acuerdo que firmamos las dos federaciones, de tres o cuatro etapas. La primera etapa es la más sencilla, que es instalarnos sobre su red con servicios propios que nos identifique, porque si no seríamos un reventa más. Y si hubiéramos querido ser reventa, lo podríamos haber hecho en los años 90. Y hay una etapa donde, si obtenemos la frecuencia, nos podemos independizar, con la chance de algo que ya internacionalmente está aplicado, que es la portabilidad numérica. Eso le da la opción al usuario de mantener su número, si cambia de empresa prestadora del servicio telefónico.

(PC) Justamente, ahí está el centro de la cuestión. En Argentina, la portabilidad numérica todavía es una posibilidad bastante lejana... Pero, concretamente, ¿cómo haría el cooperativismo si habiendo avanzado en la venta de teléfonos celulares para Telecom, mañana el gobierno decide entregarle la frecuencia? ¿Cómo recuperan esos usuarios o cómo los convencen para que se cambien a la telefonía celular cooperativa?

Si, si, comprendo... Es un tema no resuelto... Obviamente, la empresa Personal pretende que sus números sean de su empresa. Eso ya fue un tema de discusión. Pero si hay portabilidad numérica, el que decide es el usuario...

(PC)¿Esta situación hace que aparezca, ante los ojos de todo el país, que el cooperativismo ha renunciado o fracasado en su proyecto de poner en marcha una empresa de telefonía celular cooperativa?

Si no tenemos frecuencia y estamos utilizando las redes de una empresa que la tiene, eso no significa que estemos renunciando a nuestro proyecto, ni guardar las banderas del cooperativismo con respecto a lo que nos proponíamos encarar. Nosotros seguiremos pidiendo absolutamente todo: el pedido de la frecuencia; el 0800 que no nos pagan y que inescrupulosamente Telefónica de Argentina nos hace firmar un convenio, al que yo le llamo “78 Plus”, es decir, te doy un poquito más, pero olvidemos todo lo demás, y Telecom hace lo mismo; el tema del CPP para las cooperativas eléctricas. No guardamos las banderas en torno de estas cuestiones. Nosotros seguiremos peleando, no obstante ser un sector pequeño, con poca fuerza. Pero las nuestras son reivindicaciones históricas y este es el momento de hacerlo.

(PC)Con esta decisión del cooperativismo de hacer telefonía celular a través de Telecom, ¿no se corre el riesgo de que el gobierno interprete que las cooperativas ya están haciendo telefonía celular y la frecuencia prometida la derive hacia otras empresas? Da la sensación de que esta decisión no les va a permitir dar marcha atrás... ¿Es así?

El gobierno puede suponer muchas cosas. Las empresas están necesitando ampliar sus frecuencias, si, es cierto... Pero el cooperativismo no va a renunciar a su proyecto. Esto no es un cambio de figuritas. Si el gobierno imagina eso, está equivocado. Nosotros vamos a continuar en las instancias que sean necesarias reclamando la frecuencia que nos prometieron. Y para seguir esta lucha, ya se ha constituido una mesa de trabajo con el INAES, con la CNC y representantes de FECOTEL, que ya comenzó a trabajar. Desde FECOTEL vamos a seguir luchando por las pequeñas localidades del interior del país, allí donde en la mayoría de los lugares la telefonía celular no llega o la señal es muy débil, porque allí no van las grandes empresas a instalar antenas, por ser antirrentable.

(PC)Con respecto al CPP, ¿el cooperativismo va seguir luchando para obtener un mayor porcentaje o directamente solicitará su eliminación?

Tal vez esta respuesta me cueste un dolor de cabeza, pero sucede que en el CPP hay un socio, que es el Estado. Es un socio en la recaudación impositiva. Por eso, desde FECOTEL apuntamos a que el CPP desaparezca para nuestros usuarios, si llegamos a la telefonía celular. Pero mientras tengamos al Estado de socio, el CPP seguramente será como el impuesto al cheque y esos otros impuestos que se imponen por un período corto y luego se transforman en permanentes...

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam