Papel Prensa: una oportunidad histórica

30-08-2010

Texto completo de la Solicitada  

El envío a la Justicia de la denuncia por la venta de las acciones de Papel Prensa durante la última dictadura militar, y al Congreso un Proyecto de Ley que permita regular y fomentar la producción de papel para periódicos, constituyen un paso trascendental tanto a la hora de arrojar luz sobre

lo que verdaderamente aconteció por aquel entonces, como avanzar en la democratización del sistema de comunicaciones argentino.

Desde Dypra coincidimos con el concepto que los accionistas privados de Papel Prensa expresaron en una editorial el pasado 22 de agosto: “Quien controla la fabricación de papel, controla la palabra escrita”. Esta preocupación es la de cientos de editores de periódicos de todo

el país, de todas las vertientes ideológicas, que desde hace muchos años ven restringida su

libertad de información, y los lectores su derecho a informarse, al tener que imprimir menos pliegos

de los necesarios, por la incidencia directa que tiene el costo del papel.

Nos interesa especialmente conocer las razones por las cuales Papel Prensa aumentó el papel

para diarios un 420 por ciento desde la devaluación del peso en marzo de 2002 a la fecha (pasó de

$ 500 a $ 2600 la Tnl), mientras que, los dos únicos ingresos genuinos de la mayoría de los diarios

locales (el precio de tapa y el centímetro de publicidad), crecieron apenas un 150 por ciento en

dicho período.

Como empresarios pymes y cooperativos de la industria cultural de los medios de comunicación gráficos, instamos a los Representantes del Pueblo, a que avancen para que deje de ser patrimonio de un pequeño grupo de medios “el control de la palabra impresa", legislando una norma que garantice precio, calidad, cantidad y provisión permanente sobre tal vital insumo, y de esa manera, se revierta una cuestión postergada por años por el Estado Nacional.

Esta inacción fue claramente funcional para fortalecer posiciones dominantes de un puñado de

grupos económicos que contaron con papel suficiente, no solo para sus ediciones, sino para

proyectar su expansión incluso en el mercado de publicidades gráficas de grandes superficies

comerciales, libros de bajo costo, suplementos, revistas, etc.

La sustitución de importaciones y la distribución “horizontalizada” de un insumo como el papel para

periódicos mediante un marco regulatorio que emane de una Ley del Congreso Nacional,

constituirá -sin lugar a dudas-un enorme y fundamental avance en la democratización de la

información pública, para que todos estén en igualdad de poder producir y transmitir información.

La decisión del Poder Ejecutivo abrió una oportunidad histórica.

Buenos Aires, agosto de 2010

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam