Otro record de consumo energético

16-07-2010

Un informe difundido por el Ministerio de Planificación Federal señaló que el sistema energético nacional batió records en dos días consecutivos en el consumo esta semana. En gas se alcanzaron los 82 millones de metros cúbicos diarios “en el consumo prioritario, esto es casas de familia y pequeños comercios”. En lo que respecta a energía eléctrica, “se llegó a una nueva marca histórica de demanda, 19.780 megavatios de potencia, disponiendo al momento de pico de demanda (entre las 20 y las 20.30) de dos mil megavatios de reserva”.

La Argentina está complementando su oferta de generación propia con electricidad importada de Brasil, de origen térmico e hidroeléctrico, país con el que está acordado que la Argentina devolverá la energía que importe al finalizar la temporada de frío. También se está importando energía eléctrica de Paraguay, para reforzar fundamentalmente el abastecimiento a las provincias del Norte del país.

Frente a la actual situación –una ola de bajas temperaturas “que hacía tiempo no se prolongaba por tantos días”–, la cartera a cargo de Julio De Vido ratificó la política de reemplazar en las empresas el consumo de gas por otros combustibles líquidos. Plan que hasta ahora, subrayó el informe, “se aplica con plena efectividad”.

“Estamos en el momento más difícil, a principios del mes anterior tuvimos una situación similar, pero los cortes no eran tan profundos ni generalizados”, manifestó Fernando Sibilla, titular de la filial cordobesa de la UIA. Reiteró el reclamo de la central fabril en cuanto a que se extienda al GNC la restricción de suministro de gas para repartir el sacrificio. “No puede ser que la industria sea el fusible”, se quejó. Las empresas más afectadas por el corte de suministro en Córdoba están resultando las cementeras, las automotrices y algunas del rubro de la alimentación. En todos los casos, se trata de firmas de primera línea con fuerte respaldo económico y financiero.

Con respecto a la situación de las empresas de menor tamaño, el titular de la rama industrial de la CAME, Carlos Venier, indicó que un gran número de los representados en la entidad “están operando con combustibles líquidos; reciben el gas con menor presión y les han anunciado (las distribuidoras) que tienen que ahorrar, no consumir más de lo necesario”.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam