'Nos pone muy tristes”

25-04-2008

Ramón Monjes tiene 42 años, dos hijos y es de Quilino (Córdoba). Desde hace casi 28 es paciente del Servicio Nacional de Chagas de Córdoba, donde concurre periódicamente a hacerse los controles de esta enfermedad.

Tenía 14 años cuando aparecieron manchas en un ojo, síntoma particular que al médico de la zona le hizo sospechar que se trataba de secuelas de la infección de la vinchuca. Desde ese momento, los análisis confirmaron que Ramón era chagásico.

Mientras finaliza su consulta médica en el centro de atención de Córdoba le preguntamos: ¿que piensa de lo que está pasando con el edificio del Servicio Nacional de Chagas donde se atiende hace 28 años?

- “Me parece muy triste lo que está pasando con el Instituto porque nos beneficiamos mucha gente con esto. Conozco mucha gente, especialmente de mi pueblo, que al comentar esto que pasa, le afecta y mucho porque son gente de bajos recursos como yo. Nos pone muy tristes. Acá hay gente de todos lados del país: Catamarca, La Rioja, Santiago del Estero, Misiones. Pero, bueno, yo ya no se que pensar ni tampoco que hacer”.

Ramón trabaja de albañil en la zona donde vive y paga de su propio bolsillo los gastos médicos de la enfermedad. Quien sufre el Mal de Chagas arrastra un doble estigma no sólo porque ve afectada su salud -en los casos que la enfermedad se manifiesta- sino también en la medida que se dificulta su acceso al mercado laboral.

- “Yo con 42 años no me considero viejo, ni menos enfermo. Recién le comentaba a la doctora que cuando voy a hacer un trámite a una empresa seria para trabajar, con todo lo que manda la ley, lamentablemente no me toman porque soy chagásico”.

¿Esto te ha sucedido en varias oportunidades?

- “Me ha pasado en varias ocasiones. He ido a la empresa Techint, he ido a la empresa Contreras Hnos. que está en el tema gasoducto, he trabajado con la empresa Roggio.”

La Ley Nacional 22.360 incluye entre los exámenes pre-laborales el de detección del Chagas. Tal como ocurre con el VIH/SIDA, cuando los estudios arrojan resultado positivo, las personas no acceden a un puesto de trabajo. Para ello las empresas recurren al archiconocido argumento de que el postulante “no reúne los requisitos del perfil solicitado”. Claro está, gracias a este mecanismo perverso la persona en cuestión jamás será informada de que convive con la enfermedad.

Como enfermo ¿Qué le dirías a las personas que están enfermas o creen estarlo y no se hacen controles?

- "Te cuento la historia de mi padre. Él ha fallecido hace unos meses y ahí se dio por enterado hace un año que era chagásico porque le mandaron a hacer un estudio. Y se cansó de donar sangre. Nosotros siempre le recomendamos a mi viejo que fuera al médico. Fijate, le decíamos, hacete tratar o por lo menos controlar. Bueno, estaba trabajando le dio un ACV y el corazón no le resistió por el tema del Chagas. Estaba infectado y no sabía. Entonces, yo lo que le puedo recomendar a la gente que se haga tratar, que venga a un control".

* La foto pertenece a la fachada del Servicio Nacional de Chagas de Córdoba donde se atiende Ramón

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam