'NO HAY QUE ATACAR AL POBRE, HAY QUE ATACAR A LA POBREZA”

27-04-2015

“No hay que confundir desnutrición con hambre”. Albino comienza la entrevista diferenciando estos conceptos que son moneda corriente de su trabajo de más de dos décadas, para dejar en claro sobre qué estamos hablando. “El hambre es un síntoma. Dentro de unas horas yo voy a tener hambre, comeré una fruta y se me pasa. Luego tendré hambre a la cena, comeré un plato de sopa y listo. Eso es un síntoma. Combatir un síntoma es un cuento, combatir la enfermedad es el tema. Para combatir la desnutrición, que es el resultado final del subdesarrollo, hay que hacer un abordaje integral de la problemática social”.

¿Cómo sería ese abordaje?

A través de educación nutricional, educación para la salud, promoción de la lactancia materna y de la estimulación temprana, escuela de artes y oficios, programa de educación agraria, lecto-escritura para analfabetos, ropero familiar, regularización de la documentación, abordaje del alcoholismo, trabajar en cloacas, agua corriente y caliente, luz eléctrica... Si no, ¿de qué estamos hablando, de combatir un síntoma? También hay que tener en cuenta que un niño es un ser humano con cuerpo y alma. Necesita que se alimente su cuerpo, que es como el 50% y también necesita que se alimente su alma, el otro 50%. Si el niño no tiene cariño va a ser un desnutrido, aunque le des muy bien de comer. He visto morir en los hospitales chicos sin amor. Y se mueren... ¿Qué se hace entonces? Al niño hay que darle una cucharita de leche y un beso. Si lo beso y le cuento un cuento, el chico incrementa su imaginación, exacerba su curiosidad y de ahí se engancha con la vida... sino se va apagando como una velita. Y eso hace falta, porque no hay familia, la única escuela de humanidad que existe, la hemos bombardeado de mil maneras. Nos hemos sacado de encima a los abuelos, no hay otra base mejor que el niño con su abuelo o su abuela. Es lo más grande que puede haber, lo que nos dieron los abuelos es dantesco y ahí están los abuelos tirados, marginados, molestan.

Argentina fue el granero del mundo y hoy tiene gran parte del territorio dedicado a la producción de alimentos, ¿Cuál es la razón de que no podamos combatir la desnutrición?

Llegaron a nuestro país 6 millones de inmigrantes, personas que tenían el cerebro intacto. Europa sale de sus dos guerras absurdas porque el intelecto estaba intacto y América Latina como región no sale del atraso crónico en el que estamos porque el intelecto está dañado. Allá hubo pobreza externa, se rompió lo material, aquí pobreza interna, daño sociogénico-biológico.

¿A qué se refiere con daño sociogénico-biológico?

La principal riqueza de un país es su capital humano, si ese capital humano está dañado, el país no tiene futuro. Cuando usted tiene ejércitos de niños débiles mentales por desnutrición, entonces qué hacemos, ¿Dejamos que se mueran? No hay que atacar al pobre, hay que atacar a la pobreza. El pobre es el que la sufre. Una mujer embarazada es un tesoro, merece todo el respeto, la consideración y la protección posible. Porque tiene en su vientre a un niño que va a engrosar a este país, va a incrementar nuestra población y tenemos que tratar de que su cerebro esté intacto, que tenga buena alimentación, buena estimulación, para que pueda luego educarse. Si se educa ese chico, el desarrollo es una consecuencia. ¿Qué me dieron en mi casa a mí? Educación, y después yo puedo rebuscarme de mil maneras. Pero cuando no desarrolló su potencial genético, cuando desarrolló su cabeza un 20, 30,40 o 50%, aprende a sumar a restar, pero nunca a multiplicar o a dividir, nunca entenderá el teorema de pitágoras y jamás irá a la universidad. Y con esa criatura nos quedamos todos.

¿Cuál es la importancia de la buena alimentación en los primeros 2 años?

El cerebro de un niño desnutrido pesa 35grs, el de un niño normal puede pesar 300grs. Cuando el niño camina, su cerebro pesa alrededor de 900grs, mientras que el de un adulto pesa alrededor de 1,200kg. ¿Pesa casi un kilo al año y de adulto 1,200? Sí, porque gran parte del crecimiento del cerebro se da a esa edad. Si tiene buena estimulación, alimentación y ese cerebro es educado, no necesita muchos programas del Estado, porque él se procura la comida y el trabajo. Él puede pensar.

En ese sentido, ¿Qué impacto ve en relación a la Asignación Universal por hijo?

Todo lo que sea apoyar a la población, en buena hora existe. Pero si usted no hace cloacas, se lo comen los parásitos. Hablamos de DDHH y yo pregunto ¿No es también DDHH vivir como un ser humano? ¿Pido mucho cuando digo que hay que hacer cloacas, agua corriente y luz eléctrica?. Ramón Carrillo, primer ministro de salud del gobierno de Perón, decía que los hongos, los virus y las bacterias como causa de enfermedad son pobres causas al lado del daño gigantesco que produce la falta de saneamiento ambiental. Probablemente del 40 al 60% de la población no tiene cloacas en nuestro país. Yo no tengo y no vivo en la ladera del Tupungato, en Mendoza, vivo en Guaymallén.

Resaltó siempre la importancia de un abordaje integral

Para darte un ejemplo, el gobierno de Salta nombró en diciembre a un ministro de la primera infancia, que coordinará las acciones de salud, educación, acción social, obras públicas, trabajo, economía y DDHH. Siete ministerios que trabajan todos del brazo para quebrar el flagelo. En Salta, lo primero que está haciendo el gobernador es blanquear la situación. Si se muere un chico por desnutrición, dicen que es desnutrición, no lo disfrazan con otro diagnóstico. Porque el niño desnutrido para subsistir cancela dos programas: El programa de bomba de sodio y el programa de defensa. Con eso ahorra un 60,70% de energía basal. Como cancela el programa de bomba de sodio, tiene mucha facilidad para deshidratarse y muere de deshidratación, pero en el fondo lo que provoca el cuadro es la desnutrición. Y como cancela el programa de defensas, tiene mucha facilidad para infectarse y muere de enfermedades intercurrentes como bronconeumonía, septicemia, meningitis, pero en el fondo es desnutrición.

Esta propuesta va en línea con lo que desde la fundación Conin se viene proponiendo, un trabajo interdisciplinario.

Así es. Un abordaje integral de la problemática social que da origen a la extrema pobreza, sino no terminamos con el flagelo. El hambre es un síntoma, es como si usted dice: tengo dolor en el hígado y yo le doy un analgésico, pero... ¿Cuál es el origen del dolor?

Cuando nace un bebe desnutrido ¿Qué posibilidades hay de que se recupere?

Hay posibilidades si lo tratamos dentro del año y medio. Después ya se hace más difícil.

¿Cómo ve a las mamás?

Como toda madre. A algunas les falta información, pero si uno se la da, la agradecen, la captan, porque lo que más quiere una mujer es a su hijo. Entienden y se sacrifican. Van y buscan la información, pero si no tienen ayuda están solitos y muchos dicen “mirá ni les lava la cara esa mujer, es vaga”, muchas madres no son vagas, son personas que están muy tristes, con una tristeza profunda que linda con la depresión.

Sin estadísticas

“No hay estadísticas en el país sobre desnutrición”, asegura Albino. “Usted le pregunta a cualquiera y dice `no tenemos desnutrición´. En realidad donde hay pobreza hay desnutrición, nadie come bien en el sub-empleo o en el desempleo y es una regla sin excepción que la desnutrición afecta a los niños por debajo de los 6 años, porque dependen de terceros que muchas veces no tienen los medios suficientes para poner en marcha a esa criatura. Ya hace 40 años el Dr. Fernando Mönckeberg, nuestro vicepresidente, decía que la mortalidad infantil, que es la mortalidad por debajo del año, es un indicador indirecto de desnutrición. En Argentina tenemos tasas de mortalidad infantil que van desde el 7.6 por mil en Tierra del Fuego, hasta el 19 por mil en Formosa. En promedio tendremos un 13 por mil. No parece mucho, pero si nos comparamos con Chile que tiene el 7 por mil, para Argentina es un papelón, porque es un país que tiene una cantidad de riqueza descomunal al lado de Chile. Argentina es el sexto país del mundo en riqueza y el primero en riqueza en relación a sus habitantes. Piense que Argentina tiene 3 millones de km2, 10 veces el territorio de Italia. Tiene 75 millones de habitantes y nosotros 40. Tenemos la mitad de la población de Italia, con 10 veces más territorio. No tenemos ningún pretexto para estar mal”.

Argentina y las elecciones

Hay un dato de la Organización Mundial de la Salud que sostiene que el 50% de las muertes infantiles en América Latina son por desnutrición, estamos ante un problema regional.

Si, el 50% de las muertes tiene como telón de fondo la desnutrición. Cuando yo me recibí de médico hace 43 años, el 5% de la población de Argentina era pobre, hoy es el 30%, según datos de la Universidad Católica. Inclusive se habla de un número mayor, depende de las provincias. Asimismo, que sea un 30% es un horror. Hay 6 veces más pobres que cuando me recibí.

¿Cuáles son las causas de esta situación?

No hay una política de estado. Hace unos años estuve con la ministra de relaciones exteriores de Nueva Zelanda, en Mar del Plata. Le preguntamos, ¿Cómo hizo su país para salir? Y comentó que se reunieron a almorzar los presidentes de los 5 partidos de Nueva Zelanda, diferentes partidos, y cuando se levantaron a las 6 de la tarde ya tenían una política de estado trazada para los próximos 30 años. No tenía importancia cuál de los 5 asumiera, porque los otros iban a ser fiscales para que ese hombre cumpla lo que prometió. La ministra aseguró: `Y juramos mano sobre mano´.

Estamos en un año electoral, ¿Los candidatos tienen en cuenta este tema en su plataforma?

Por supuesto que no. Hablan de otras cosas, se echan culpas entre ellos, con chicanas, golpes bajos, no hay un tipo que tengan una visión de país, una política.

Abel Albino

Pediatra, doctor en medicina, fundador y presidente de la Cooperadora para la Nutrición Infantil. También es fundador del Instituto Minoprio de Investigaciones médicas. Profesor honorario en universidades de nuestro país, miembro de La Academia de Educación de la Nación y de la Academia Española de Nutrición, entre otras instituciones. Recibió numerosos premios tanto en Argentina como en el exterior. Escribió libros, participó como autor en publicaciones y brinda conferencias en el país y en el extranjero.

La Cooperadora para la Nutrición Infantil (Conin) trabaja a través de una red de 50 asociaciones que adoptaron su metodología en 15 provincias y alrededor de 20 centros en formación. Instituciones de Paraguay, Perú y África, tomaron al Centro de prevención y promoción humana “El Plumerillo” de Mendoza y replicaron este modelo de trabajo.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam