'No considero imprescindible la presencia femenina en un Consejo”

23-05-2011

¿Los Consejos cuentan con presencia femenina?

A mi modo de ver, depende del objeto de las cooperativas. Por ejemplo, en las cooperativas de trabajo o de consumo tengo entendido que se da una importante participación de la mujer tanto entre sus asociadas como en sus cuerpos directivos. Por el contrario, en las Cooperativas de Servicios Públicos es muy escasa y en algunos casos nula la presencia de mujeres. En este sentido, es importante pensar si es eficaz y necesaria la presencia de la mujer en los Consejos. Según mi propia experiencia, no considero imprescindible la presencia femenina en un Consejo. Sin embargo, creo que la misma enriquece la gestión ya que aporta elementos más intuitivos e incluso más prácticos en el análisis de las situaciones. Esta es una característica de la propia naturaleza del razonamiento femenino. Ello no implica que coincida con la práctica de establecimientos de “cupo” o imposiciones basadas simplemente en una inserción “por género”. La mujer al igual que el varón debería acreditar capacidad de gestión y compromiso con el ideario cooperativo para formar parte de un Consejo, independientemente de su género.

¿A que se debe esa escasa participación?

En el caso de las Cooperativas de Servicios Públicos el impedimento es de tipo formal. En general las mujeres no son asociadas porque en general, al trámite de solicitud del servicio y la consiguiente asociación, en el caso de una familia, lo realiza el varón. Esta situación priva del carácter de socia a la mujer y le impide no sólo acceder a un cargo directivo sino también participar en una asamblea y votar a sus representantes.

¿Qué acciones podrían realizarse para fomentar la participación?

-En algún momento se abordó esta problemática ante las federaciones e incluso ante funcionarios del cooperativismo para ver la posibilidad de modificar el tipo de socio creando una categoría que extendiera los derechos y deberes a ambos cónyuges, pero no se avanzó en el tema. También se debe tener en cuenta que la falta de participación, en la mayor parte de los casos, no resulta de una imposibilidad legal sino de la propia autoexclusión de las mujeres, porque suponen que la complejidad técnica de las prestaciones superaría su capacidad de gestión. Al respecto, es importante aclarar que la función del Consejo de una cooperativa trasciende la esfera técnica o económica del desenvolvimiento de la empresa. La función social y formativa de una cooperativa debe ser tan o más importante que su objeto social específico y es en esta dimensión en la que el Consejo cumplimenta su acción política.

¿Desde cuándo participa en espacios de esa índole, qué la moviliza?

Ingresé al movimiento cooperativo hace 10 años, también he participado en comisiones directivas de Bibliotecas Populares y Bomberos Voluntarios. Considero que la participación en Instituciones sociales u Organizaciones no Gubernamentales es necesaria tanto como participación ciudadana como para el propio enriquecimiento personal en la acción conjunta.

¿Cuál es la realidad de las cooperativas de servicios públicos de su zona?

En el caso de las Cooperativas Eléctricas de la Provincia de Buenos Aires, se mantiene la problemática planteada en el año 2002 cuando con la salida de la convertibilidad se produce un congelamiento del cuadro tarifario y el consiguiente desajuste de la ecuación económica, producto del incremento de costos ante la invariabilidad de los ingresos. Si bien en los últimos tiempos las tarifas se han ido reajustando, las cooperativas deben afrontar importantes inversiones por incremento de demanda y por haberse visto imposibilitadas de invertir en los años anteriores. Esta situación, unida a la carencia de fuentes de financiamiento a tasas acordes a los bajos niveles de rentabilidad en cooperativas de menos de 5.000 puntos de suministro, afectan financieramente a las mismas.

¿Cuáles son los principales desafíos?

El desafío fundamental de las cooperativas eléctricas es el que está presente desde su nacimiento: Brindar el mejor servicio en calidad y precio a sus asociados y lograr la sustentabilidad de la institución en el tiempo con una gestión eficiente. El logro de este objetivo exige que las cooperativas complementen la prestación del servicio eléctrico con otros servicios que los asociados demanden y cuya incorporación genere las sinergias necesarias para lograr la sustentabilidad referida.

 

¿Qué proyectos se están llevando adelante desde la cooperativa de Tornquist?

El Consejo está trabajando desde lo técnico en la optimización de los servicios eléctricos y comunicaciones, sobre todo en los referidos a Internet. Por su parte, desde lo social se están encarando varios proyectos específicos destinados a posicionar a la cooperativa como empresa social. Los mismos apuntan a fomentar la participación de los socios, el trabajo en red con otras instituciones, la prestación de servicios gratuitos a instituciones educativas y culturales y la difusión de valores y principios del cooperativismo mediante distintas prácticas (exposiciones, certámenes, encuentros, entre otros).

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam