Necochea: la cooperativa denuncia el robo de cables de media tensión

03-06-2011

Migueles denuncio públicamente que “hay zonas de Quequén que la policía no está patrullando” y consideró que “existe una banda organizada dedicada a robar cable para vender el cobre”.

En la dura denuncia quedó claro que Migueles aludió a la existencia de “una zona liberada”.

La cooperativa eléctrica ya realizó 10 denuncias policiales a raíz de esta situación que se viene repitiendo en el último año, entre dos y tres veces por semana, afectando a cientos de familias que se quedan sin luz cada vez que se producen estos robos.

Al no obtener resultados positivos de la policía, la Usina decidió enviar una carta al ministro de Seguridad y Justicia de Buenos Aires, Ricardo Casal, donde se le pide que tome intervención detallando cada uno de los hechos que se han producido en el último año.

Cabe recordar que también en los últimos meses, se han registrado numerosos robos de cables telefónicos en distintos barrios de Quequén.

“Asociación ilícita”. Para Migueles “no estamos hablando de una sola persona, sino de una asociación ilícita organizada con asistencia técnica para hacer este tipo de maniobras y además están los reducidores del cobre”.

Según se dio a conocer, el kilo de cobre se está pagando entre 27 y 35 pesos.

Los delincuentes cortan los cables, los queman para sacarles la parte plástica y quedarse con el cobre, que es lo que tiene valor.

“Estamos hablando de maniobras delictivas y muy peligrosas porque la persona que está cortando este tipo de cables de media tensión se expone a perder su vida”, advirtió Migueles.

Desde la cooperativa eléctrica se insistió en que en el último mes se producen dos o tres robos por semana, lo que produce un perjuicio económico importante para la Usina y para los usuarios de energía eléctrica, que se quedan sin luz con frecuencia.

“Nuestros usuarios se quejan en la cooperativa porque se les queman los electrodomésticos o porque tienen problemas de inseguridad a raíz de los cortes de luz y nos hacen responsables a nosotros por el servicio”, explicó Migueles.

De todas maneras, se aclaró que cada vez que se produce un robo de cables, esa misma mañana se hacen las tareas correspondientes para que los vecinos vuelvan a tener energía eléctrica. “Personas que deberían estar abocadas a obras planificadas, tienen que realizar trabajos de reconexión a raíz de estos robos reiterados”, se indicó.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam