Mujeres organizadas bajo el modelo de gestión cooperativa realizan tareas de cuidado

26-11-2020

Gabriela Novillo es la mayor de este grupo de mujeres que ha decidido organizarse en una cooperativa dedicada al cuidado de personas. El objetivo es aunar esfuerzos y las ganas de crecer. Ana Paula Helguero, Romina Pérez, Nadia Asis, Noelia Argüello y Ayelén Roedelsperger son las otras mujeres que integran Cuidacoop y viven en la localidad cordobesa de Las Varillas.

La cooperativa se formó recientemente por impulso del Municipio local que convocó a Gabriela, que trabaja como cuidadora independiente hace 16 años, y le propuso asociarse con otras compañeras. El resto de las chicas ha tenido experiencia en el cuidado de adultos mayores y de niños, en algunos casos.

Gabriela, que es la presidenta de Cuidacoop, dice que las mujeres suelen llegar a estas tareas “buscando una salida laboral”, pero que luego surge la necesidad de aprender y capacitarse. En esa tarea están ahora las integrantes de la cooperativa tomando cursos sobre educación financiera y muy expectantes con una capacitación que comenzará en febrero enfoca en gerontología. “También algunas compañeras quieren hacer el curso de enfermería”, cuenta Gabriela que se la escucha muy entusiasmada.

“Hace años que hago este trabajo. Me encanta ver las ganas que tienen las chicas más jóvenes”, dice.

Las personas que trabajan en las tareas de cuidado son muy demandadas, pero las circunstancias hacen que muchas veces tengan sus derechos laborales postergados. Como bien sostiene el especialista de la Universidad Tres de Febrero (Untref), Jorge Bragulat, las trabajadoras que se vinculan con una familia para el cuidado de una persona, ya sea adulta o con discapacidad, suelen no acceder a vacaciones pagas, al elemental derecho al descanso semanal o a enfermarse. En este punto, refiere quien ha estudiado las cooperativas sociales, la organización en una cooperativa es central. También hay que considerar que, en general, las tareas de cuidado son realizadas por mujeres, que muchas veces son sostén de las economías domésticas. Todas estas situaciones no hacen más que precarizar el trabajo y con el tiempo, los cuidados mismos. La posibilidad de organizarse bajo la gestión cooperativa es un paso importante para garantizar los derechos de las trabajadoras y de las familias que demandan los servicios.

En relación a Cuidacoop, “recién estamos empezando pero ya hemos publicado en nuestras redes la iniciativa y mucha gente se contacta incluso queriendo sumarse a la cooperativa”.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam