Los dueños del petróleo

23-05-2003

 

Estados Unidos ya tiene vía libre para explotar el petróleo iraquí

Es porque la ONU aprobó que se levanten las sanciones a Irak. Ahora, Washington y Londres son la "autoridad legal" y podrán disponer de los recursos naturales del país. Sólo Siria boicoteó la votación.

 El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó ayer una resolución que no sólo legitima la ocupación militar de Irak, sino que le da vía libre a los Estados Unidos y Gran Bretaña para controlar su petróleo y gas. Unicamente Siria se animó a boicotear esta votación, de 14 a 0, dejando simbólicamente su asiento vacío. Entre otras cosas, la medida pone fin a 13 años de sanciones, que no sólo arruinaron económicamente al país sino que degradaron su tejido social.

Sin duda, ésta es una gran victoria para Washington, que marchó a la guerra sin la bendición del Consejo de Seguridad. Pero una mezcla de factores posibilitaron que se diera vuelta la taba diplomática. Para Francia, Rusia y Alemania, los principales opositores a la invasión, la necesidad de restaurar las relaciones transatlánticas y de buscar para la ONU un papel más relevante en Irak.

EE.UU., por su parte, no podía salir a vender legalmente el petróleo iraquí si no se levantaban las sanciones, y por eso debió volver a la ONU más allá de su resentimiento por la fuerte oposición de muchos de sus miembros al ataque. Por eso, se dice que ésta es una resolución de "compromiso", aunque en los hechos Washington obtuvo lo que quiso, y podrá gobernar Irak con el reconocimiento del mundo entero y disponer de sus recursos naturales.

La resolución de siete páginas de extensión establece que de ahora en adelante los Estados Unidos y Gran Bretaña serán conocidos en Irak legalmente como "la autoridad". Esta entidad tendrá el control de una cuenta especial, llamada eufemísticamente Fondo para el Desarrollo de Irak, en la que será depositado el dinero que resulte de la exportación del petróleo y del gas, principalmente.

 Fragmento de artículo de Marina Aizen, corresponsal de Clarin en New York, publicado el 23 de mayo de 2003.

 

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam