'LOS DAÑOS EN INFRAESTRUCTURA HAN SIDO IMPORTANTES”

11-03-2015

“Todavía hay un pequeño número de evacuados. En tanto, el resto está tratando de retomar la actividad normal”, señala Héctor Camisassa, dirigente de la Cooperativa de Provisión de Obras y Servicios Públicos de Balnearia. La localidad fue una de las tantas afectadas por las inundaciones que comenzaron a mediados de febrero en las Sierras Chicas y luego se extendieron a gran parte del territorio provincial.

En Balnearia llovieron cerca de 600 milímetros en poco tiempo y gran parte del pueblo de 6.500 habitantes quedó bajo agua. “Por suerte no tuvimos que lamentar perdida humanas, aunque sí muchos daños en las viviendas, comercios y en los servicios”, remarcó Camisassa.

La cooperativa de Balnearia brinda electricidad rural, Internet y Tv por cable. Los daños han sido importantes en cada una de la estas prestaciones, sumado que hace más de un año un fuerte tornado en la región tiró más de 200 postes de energía rural. “Todavía no nos habías alcanzo a recuperar y ahora esto”, dice el dirigente. “En Internet y televisión tenemos los trastornos que originan las grandes lluvias, como el ingreso de agua en las cajas distribuidoras.

“Nosotros hace dos meses que compramos el cable local, como era una instalación que estaba deteriorada los inconvenientes fueron mayores en esa área. Recién ahora estamos con un servicio un poco más normal”.

Energía rural: un servicio que los privados no asumen

La cooperativa de servicios públicos de Balnearia se originó alrededor de un grupo de vecinos de la zona rural que tenían la necesidad de contar con energía en sus establecimientos. Luego de varios pedidos infructuosos a la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (Epec) que brindaba el servicio urbano para que extendiera sus líneas eléctricas a las colonias, surgió la entidad en 1980 por el impulso comunitario.

“Nosotros siempre decimos que administramos miseria porque realmente los recursos de la energía rural son a pérdida, por eso hace un tiempo incursionamos en Internet y ahora en TV”, cuenta Camisassa.

La energía rural se caracteriza por una baja densidad poblacional en zonas de gran extensión, lo que define una prestación de baja rentabilidad para una empresa, por eso son las cooperativas de usuarios las que resuelven autoprestarse la luz u otros servicios esenciales.

La diversificación de servicios ha sido el gran desafío para la entidad solidaria de Balnearia, que atiende unas 150 familias y a una importante empresa láctea con la energía rural. La banda ancha “nos dio un poco de aire para salir adelante con todo el servicio de energía. Fuimos los primeros en tener una la zona un buen servicio de internet rural muy confiable, más de lo que podían ofrecer las grandes empresas, y eso nos llevó a extendernos a otras localidades”.

Cuando la demanda de banda ancha creció, la cooperativa vendió parte del servicio de Internet que brindaba en localidades más alejadas “porque no teníamos fibra y ya no era posible cubrirlo con enlaces por aire”.

Concesión local

Un gran anhelo de la cooperativa de Balnearia estuvo puesto en obtener la concesión del servicio eléctrico urbano que está en manos de la Epec. “Se trabajó en esto durante la gobernación de Ramón Mestre (1995), pero después se opuso el gremio. Incluso en la primera gobernación de De la Sota se impulsó también la idea de ceder estas concesiones a las cooperativas pero sobre el final del primer mandato (1999), cuando De la Sota va a la reelección, acuerda con Luz y Fuerza para no tocar más Epec y a ahí murió la idea de atender la energía en la zona urbana”, explicó Camisassa.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam