'LAS LÍNEAS RURALES ESTÁN COMPROMETIDAS, NO SE PUEDE ACCEDER”

12-09-2014

Varios partidos de Buenos Aires sufrieron las consecuencias de este acontecimiento climático y se implementaron operativos de emergencia para solucionar los inconvenientes ocasionados por las lluvias. Hubo evacuados, anegamientos de campos e inconvenientes con el servicio eléctrico en toda la región.

Si bien las fuertes tormentas se registraron desde el 22 de agosto por la noche, aún pueden observarse sus secuelas. “Hoy el principal problema para la zona de Necochea es la gran cantidad de agua que hay en los campos. Si bien en este momento se ha repuesto el servicio completamente, las líneas rurales están comprometidas porque no se puede acceder. Se hicieron reparaciones provisorias que están en servicio y cuando se pueda acceder con el equipo apropiado lo vamos a solucionar de forma definitiva. La consigna ahora es poder llegar”, detalló el ingeniero Eduardo Rodríguez, gerente técnico de la cooperativa.

Se estima que en el partido de Necochea cayeron alrededor de 200mm en 4 días, lo que dejó a más de 100.000 hectáreas afectadas. Hubo evacuados en la zona rural y aún hay cascos de estancia a los que es imposible acceder. “El agua del interior viene hacia la costa y se han hecho lagunas muy grandes. Por suerte no hubo ráfagas de viendo descomunales, por lo que las líneas de media tensión no se vieron afectadas”.

Entre las áreas suburbanas y rurales, la cooperativa cuenta con más de 1000 km de líneas eléctricas. “La gran cantidad de agua cortó todos los caminos rurales, fue muy difícil acceder para realizar las primeras obras y nos hemos tenido que valer de medios alternativos como tractores, Unimov, carros”, sostuvo Rodríguez.

Desde la entidad se envió un comunicado para explicar los alcances del plan de emergencia llevado adelante “El evento climático, además de las acometidas y líneas dañadas, y los cables cortados por caída de árboles y ramas, produjo problemas en instalaciones domiciliarias y cajas de medidores anegadas por el agua, originando más de 500 reclamos en los cuatro días que más fuertemente impacto el temporal. Para atender las consecuencias del evento, la UPC destinó más de 50 personas, con la utilización de 15 vehículos entre grúas, hidro elevadores, camiones y camionetas, además del material eléctrico requerido para las reparaciones, implicando un gasto adicional hasta la fecha cercano a los $500.000”.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam