'LAS COOPERATIVAS TENEMOS QUE LLEGAR AL 30% DEL PBI NACIONAL”

06-02-2014

¿Qué lo movió a acercarse y a mantener la participación estos 10 años?

Acá en la cooperativa, uno tiene un sentido de pertenencia, va entrando muy despacio hasta que se siente parte y bueno... la vida democrática, las asambleas, cada vez uno siente más la necesidad de cuidar y conservar el trabajo que se viene haciendo en conjunto. Cuando algún consejero no puede seguir van ingresando otros a los que vamos formando, tal como hicieron conmigo. Soy el único que queda de aquel consejo de hace 10 años. Nosotros ahora estamos haciendo este trabajo, integrando gente joven, algunos profesionales, otros no, todos con vocación dirigencial. Por ejemplo, nuestro síndico suplente un muchacho de 40 años, es el presidente de la cámara de comercio local, con muchas ganas de participar en la vida de las instituciones de nuestra localidad. El cooperativo tiene sus principios y hay que irlos incorporando de a poco y cuando uno entiende el funcionamiento de una cooperativa, la democracia, la pluralidad, la solidaridad y todos los principios fundamentales para integrar un consejo de administración. No es cuestión de tener “algunos” principios incorporados, sino todos.

Nada más ni nada menos...

Porque el cooperativismo tiene muchos valores y principios y tienen que incorporarse todos, sino no es una cooperativa. Por allí viene gente de ámbitos empresarios y les cuesta internalizarlos, algunos dejan. A otros les cuesta pero después se aferran a eso y son los verdaderos cooperativistas.

Hablaba de la importancia de sentirse parte

Sí, es una responsabilidad cada vez mayor e incorporando gente a la que se pueda ir delegando esa responsabilidad, para dar lugar a dirigentes nuevos y estar tranquilo que los principios se van a seguir aplicando. Porque el cooperativismo tiene otras cosas más que sólo ser sustentable y brindar un servicio, también tiene compromiso social, hacer escuela y todo lo que eso significa. Mucho de eso lo he aprendido en la federación que es una entidad gremial, que abarca a todas las cooperativas, todas las actividades del cooperativismo de la provincia y uno conoce la realidad de todas las cooperativas y eso te enriquece muchísimo.

“El cooperativismo tiene muchos valores y principios

pero tienen que incorporarse todos, sino no es una cooperativa”

En estos 10 años, ¿Ve diferencia del cooperativismo de aquella época con el actual?

Noto que el cooperativismo actual está más efervescente y tiene más apoyo a nivel nacional y provincial. Cuando hace 10 años se cambió de modelo se promovió mucho el cooperativismo de trabajo por la necesidad que se estaba pasando. En el camino fueron quedando las cooperativas armadas y que tuvieron mejores dirigentes, gente que internalizó mejor lo que es el cooperativismo en general y ha crecido exponencialmente de 11.000 cooperativas a 25.000 que hay ahora. Hubo un crecimiento notable, cosa que desde el año 76 cuando se empieza a atacar al cooperativismo de crédito y al cooperativismo en general a través de Martínez de Hoz se fue y sacando prestigio al movimiento. Se culpaba a los dirigentes cooperativos cuando en realidad la culpa era de las políticas neoliberales que aplicaban en esa época y destruían al movimiento. Luego hubo que remontar ese cambio cultural y devolverle la confianza a los asociados lo que fue muy difícil. Creo que ahora falta recuperar el cooperativismo agrario y el de servicios.

¿Son los grandes desafíos?

Sí. El objetivo en general del cooperativismo nacional es captar el 33% del PBI de la República Argentina, eso sería lo ideal. Las cooperativas tenemos que llegar al 30% del PBI nacional, hoy estamos en el 10%. Con que en un año recuperemos el 5% estaríamos bien. De esa manera aseguramos que el dinero que en las ciudades, haya trabajo genuino y todo lo que significa socialmente, económicamente y ecológicamente para el país, la inserción del movimiento en la economía.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam