'La recuperación de empresas no siempre tiene su origen en crisis económicas”

28-06-2011

¿Cuál es la importancia que tiene la nueva ley para las empresas que están en proceso de recuperación?

En primer lugar lo que determina la reforma de la Ley de Quiebras es la posibilidad de que los trabajadores le den continuidad a la explotación fallida o abandonada por su dueño. Ya deja de ser una remota opción a criterio del Juez, en función de una cantidad de elementos más bien de naturaleza más bien subjetiva. Pasa a ser ahora una posibilidad concreta, casi una imposición a partir de que los trabajadores manifiesten su voluntad de organizarse en cooperativas de trabajo e intentar esa continuidad.   Esto nos parece trascendental. Lo que sigue que no es de menor importancia, llegado el caso que esté planteada la posibilidad de adquirir la quiebra, los trabajadores organizados en cooperativa de trabajo (antes no era así) pueden hacer una propuesta a la quiebra y pagar el precio o parte del precio de la quiebra con sus propias acreencias laborales derivadas del propio proceso falencial. Esto también es muy importante. Como para destacar las cuestiones más puntuales, y aunque amerita un desarrollo más extenso, podemos decir que lo último que también es fundamental y que quizás de haber existido con anterioridad hubiera determinado un final distinto para el proceso de la empresa CIVE, es que existiendo por encima de los intereses de los trabajadores organizados en cooperativa de trabajo, algún acreedor hipotecario que como sabemos goza de un proceso de ejecución especial  en pos del cobro de su crédito, la nueva ley establece que ese acreedor hipotecario con proceso especial de ejecución puede quedar neutralizado a partir de que el juez tiene la facultad en beneficio de la propuesta de los trabajadores de suspender la ejecución de esos créditos hipotecarios por el lapso máximo de dos años. Esto permitiría a los trabajadores atender ese crédito una vez que hubieran desarrollado la empresa quebrada.

Podemos decir que un caso exitoso de algo que se manejo de esta manera es el caso del diario Comercio y Justicia…

Si, el caso de Comercio y Justicia desde mi punto de vista exhibe dos cuestiones que son sumamente importantes. Una, es la lucha de los trabajadores que consiguieron muchas de estas cosas cuando todavía no estaban escritas y todavía no estaban previstas en la norma. Sin embargo, con mucho coraje y mucha convicción hicieron lo necesario para lograrlo. Por otro lado, la importancia y la trascendencia que tuvo el coraje de la Jueza del caso de Comercio y Justicia que avanzó sobre estos aspectos, aún cuando la norma no estaba escrita. 

Nosotros creemos que, sin ningún lugar a dudas, el caso Comercio y Justicia es el caso antecedente en términos de paradigma de lo que hoy estamos celebrando como la inclusión de estos preceptos en la Ley de Quiebras.  

Hace pocos días se conformó la regional Córdoba de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (Cnct), ¿Cómo ve la Confederación esta nueva ley y qué impacto piensan que puede?

Nosotros desde la Confederación estamos planteando la necesidad de una ley de cooperativas de trabajo.

El proceso de recuperación de empresas se planteó en Argentina como la consecuencia de una tremenda crisis que atravesó el país hacia fines del año 2001. Sin embargo, en la actualidad el proceso de quiebra que probablemente atraviesen ahora nuevas empresas en recuperación,  en el marco de la normativa de la nueva Ley de Quiebras,  no necesariamente reconoce raíces en crisis económicas. También hay empresarios que actuando con mucha deshonestidad provocan vaciamientos de las mismas. En estas situaciones que si van a tener continuidad es en donde desde la Confederación estamos diciendo que vamos a salir a pelear por la recuperación.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam