LA NECESARIA FINANCIACIÓN

03-05-2016

Así lo demostró el debate parlamentario sobre el pago a los tenedores de bonos del Estado, donde se pudo constatar la necesidad de financiación de las provincias. La aprobación de la iniciativa legislativa del gobierno claramente facilita la obtención de créditos internacionales que se requieren para el sostenimiento de gestiones con exceso de dificultades por resolver.

Después se verá qué sucede con el dinero que vendrá, pero lo cierto es que todos lo esperan. Ante tantas crisis vividas, los argentinos ya debemos saber que los gastos corrientes se tienen que resolver con los ingresos genuinos y que la financiación es para invertir, poder crecer y desarrollarse.

Sobran las lecciones para aprender de los errores. Dicho de otro modo, Argentina no está para fiesta ni descontroles que más tarde o más temprano hay que subsanar. Es hora de que se adopten decisiones responsables en todos los niveles de gobiernos porque los daños ocasionados luego se pagan bien caros.

Intentamos ofrecer esta mirada sobre la realidad porque las cooperativas no son indiferentes a lo que ocurre en nuestra nación. Todo lo contrario. Hay un compromiso con la sociedad civil que es la que termina viviendo los efectos de las políticas públicas. Observemos, por caso, qué sucedió con el congelamiento tarifario de los servicios públicos y cómo esto redundó en la falta de inversiones en nuestras empresas de la economía solidaria. El resultado fue un mayor resquebrajamiento del federalismo, producto de la desatención al progreso de una Argentina tierra adentro casi siempre olvidada. Inequidad y desigualdad entre los propios argentinos de acuerdo donde viven. Una verdad sin mixturas.

COLSECOR como integración de las cooperativas que trabajan en las comunidades que padecen estos desaciertos, no puede ignorar esta situación en una democracia donde todos los ciudadanos tienen los mismos derechos en un pequeño pueblo como en una gran ciudad.

Nos dedicamos a la comunicación, en un escenario en el que por internet van a transitar tanto la telefonía como la televisión. La banda ancha y la disponibilidad de capacidad de navegación no es la misma en todos los lugares. Las cooperativas con sus asociados hacen grandes esfuerzos por tener el mejor servicio posible. Sin embargo, el problema excede aquello que sucede en cada población.

Recientemente el presidente del directorio de la empresa pública Arsat, Dr. Rodrigo De Loredo, presentó el plan de ejecución de conectividad entre las comunidades. Claro que es una bienvenida decisión para los pueblos en los que trabajamos. No miramos para otro lado cuando hay que ofrecer una crítica fundamentada, ni tampoco cuando hay que extender el honesto reconocimiento de lo bueno que se hace. De plasmarse dicha resolución, se repararán los costos excesivos sobre los megas adquiridos. También se van a despejar incógnitas sobre las inversiones que hay que hacer desde las cooperativas.

Por esto es que el foco de interés de las cooperativas asociadas a COLSECOR y el de nuestra entidad, estará puesto en conseguir la necesaria financiación para invertir en las infraestructuras locales con la incorporación de fibra óptica y así poder brindar los servicios comunicacionales convergentes. Históricamente las cooperativas han dado muestras de cumplir con los compromisos que asumen. El asociado demanda responsabilidad en una gestión que debe ser austera pero que no puede renunciar a la búsqueda del progreso en cada uno de los servicios. Sobre esa base se conduce la economía social, pensando siempre con una idea de futuro que integre las demandas propias del conocimiento, la productividad y la vida misma de las personas, que son cada vez más interactivas.

En concreto, los fondos recaudados por el Estado nacional que forman los cuantiosos recursos monetarios del Servicio Universal en las comunicaciones, tienen que tener destino de inversión para el cooperativismo que cada vez más se está desarrollando en base a la convergencia tecnológica. Si el Estado avanza en la revalorización del federalismo apoyando el desarrollo de las cooperativas, se encontrará con una fuerza democrática dinamizadora que cohesiona y no especula con oportunismo de acuerdo a los tiempos que corren.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam