LA MAYORÍA DE LOS INCENDIOS TIENE COMO RESPONSABLE AL HOMBRE

16-10-2014

Se estima que hacia el día de 12 de septiembre de 2013 solo en la provincia de Córdoba eran 40 000 las hectáreas quemadas, la mayoría de ellas en zonas de bosques y pastizales de las sierras. Los valles más afectados fueron tres: el de Punilla, el de Paravachasca y el de Calamuchita.

Sin embargo los incendios no sólo ocurren en la provincia mediterránea sino también en diferentes puntos del país. Por ello dentro de las áreas a proteger en este sistema nacional se encuentran importantes superficie dedicadas a las actividades forestal y agrícola, con una gran influencia en la economía nacional. El Plan establece una sola cadena de organización, conducción y responsabilidades. A fin de evitar los inconvenientes burocráticos para la movilización de medios aéreos y fuerzas federales que ocasionaban demoras y costos perjudiciales para un eficaz combate del fuego, se han firmado convenios con la Fuerza Aérea Argentina que permiten que el Jefe de Incendios locales pueda ordenar, con la aprobación del Coordinador Regional y del Coordinador de Medios Aéreos del PNMF, la movilización y operación de las aeronaves necesarias. En el mismo sentido se ha acordado la firma de convenios con Gendarmería Nacional y el Consejo Nacional de Bomberos Voluntarios.

“La mayoría de los incendios tiene como responsable al hombre.” Quien sostiene esta idea es Victoriano Curruhual, responsable de la Coordinación de Lucha contra los Incendios Forestales (CLIF). Sin embargo los incendios no son solo un flagelo a los parques nacionales, por ello existe el Plan Nacional de manejo del fuego.

Las causas humanas de los incendios pueden ser por fogones mal apagados o quema de residuos (accidentales) o fuego provocado. En la última década, se registró un aumento importante de incendios intencionales. Esto generó que el fuego pasara a ser un elemento de alto riesgo social y ecológico. Este fenómeno está relacionado con el crecimiento urbano, obedeciendo a diferentes razones, como la marginalidad social, la agresión sin justificación y la diversión.

El Sistema Federal de Manejo del Fuego aporta a las provincias medios terrestres y aéreos y una ayuda económica financiera para adquisición de más material y contratación de brigadistas. Por su parte los planes provinciales como el de Córdoba realizan la misma tarea y brindan su apoyo a los bomberos voluntarios.

El sistema propone trabajar en niveles. Un primer nivel, donde son responsables de la atención las Autoridades Jurisdiccionales Específicas. La detección (alerta temprana), despacho y ataque inicial de incendios, son responsabilidad de cada administración específica local. Un segundo nivel interviene cuando los medios locales afectados a un incendio no logran controlarlo que da paso a la intervención del centro regional y un último escalón cuando persiste el siniestro en niveles de peligrosidad se dispone la movilización de la Reserva Federal y gendarmería.

Capacitar y prevenir

Para la concreción de dicho objetivo, el PNMF cuenta con técnicos experimentados en el área de la capacitación. Además, de contar con la colaboración de agencias internacionales de primer nivel para la realización de pasantías en el exterior de personal tanto del Plan como de las provincias y el dictado de cursos en nuestro país, por parte de expertos internacionales. Las capacitaciones específicas, campañas escolares y los cronogramas de trabajo están disponibles en la página web de la secretaría de ambiente de la nación desde donde se coordinan las tareas del plan. El Lic. Jorge Barrionuevo es el responsable del SNMF y viaja por el país presentando y divulgando el trabajo realizado y realizando las tareas pertinentes.

Datos útiles

Servicio Nacional de Manejo del Fuego

(54) (11) 4348-8484

[email protected]

[email protected]

Los que cuidan los parques nacionales

CLIF tiene un sistema de brigadistas temporario, desde diciembre hasta marzo. Son ellos los que afrontan desde un incendio hasta un rescate de personas con alguna dificultad dentro de los Parques Nacionales. "Muchas veces los brigadistas tienen que socorrer a algún turista que se quedó en el medio de un lugar peligroso y se le hizo de noche y no supo cómo regresar", comenta Curruhual responsable de CLIF. Ponerle el cuerpo al fuego. La capacitación de los brigadistas se desarrolla durante el verano, en los distintos Parques. A los incendios acude personal con mucha experiencia, que a su vez capacita in situ a los brigadistas.

Bomberos Voluntarios

Este año se cumplió 130 años de la creación del primer cuerpo de bomberos, que surgió en La Boca, para apagar incendios en los conventillos; hoy son 720 agrupaciones en todo el país. En la Argentina hay más de 40.000 voluntarios. Con el tiempo, la tarea de los bomberos fue cambiando, al punto tal que el Consejo Nacional de Federaciones de Bomberos Voluntarios informa que combatir las llamas ya no es la única tarea que tienen ya que el 60 por ciento de las intervenciones que realizan es en accidentes de tránsito y el resto, en incendios.

Medidas preventivas

El 98 por ciento de los incendios son antrópicos; es decir, producidos por el hombre, según un informe de la Agencia Córdoba Ambiente. El efecto invernal produce una serie de causas que propician los incendios forestales. Entre las medidas preventivas podemos citar:

-Debe evitarse que los niños jueguen con fuego en los terrenos baldíos o en descampados próximos a viviendas.

- no utilizar fuego para desmalezar

- Cuando se circule por rutas o caminos, no arrojar colillas de cigarrillos o fósforos encendidos desde el interior del vehículo.

- Evitar arrojar residuos, especialmente latas, vidrios u otros objetos que potencialmente puedan generar incendios por efecto de la refracción solar.

- No quemar la basura o pastos secos en invierno.

- Evitar encender hogueras cerca de matorrales o debajo de los árboles.

- Dar aviso inmediato a bomberos o policía en caso de que se haya iniciado el fuego.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam