'LA EXPERIENCIA COOPERATIVA MODIFICÓ NUESTRA REALIDAD”

09-09-2016

Marisell Abbonizio prepara el mate y se sienta para compartir una amena charla. Repite en varias oportunidades que ella, junto a los docentes y directivos del Instituto Secundario José María Paz, son unos privilegiados al poder observar el sello que imprimió el cooperativismo a la forma de trabajo del colegio.

Idiazábal es un pueblo de 1500 habitantes, del centro- este de Córdoba que llegó a los medios de comunicación de la mano de la terrible noticia de las inundaciones de los primeros meses del 2015.

Desde hace años, este lugar está hermanado con el municipio del mismo nombre del País Vasco. Es más, en el 2006, el alcalde de ese lugar visitó el pueblo y mantuvo una reunión con docentes y alumnos, que Marisell identifica como “el hecho clave por el que el cooperativismo decantó en nuestra institución”. En esa oportunidad, “el alcalde nos dejó el libro de la historia de la cooperativa Mondragón y nos dijo que prestáramos mucha atención a cómo trabajaban nuestros jóvenes”.

Después de leer el texto, los docentes se dieron cuenta de que la forma en la que estaban trabajando seguía el modelo cooperativo y les pareció importante dar un marco al proyecto. En eso anduvieron hasta el 2010, cuando enviaron un mail a Mondragón contando su experiencia. La gran sorpresa fue que “no sólo contestaron, sino que nos enviaron los fondos para que dos de las docentes fuéramos a capacitarnos a un congreso internacional que se realizó en Sunchales, Santa Fe, lo que fue un encuentro muy enriquecedor”.

A partir de ahí se comenzó a conformar el estatuto y fue en noviembre del 2010 cuando nació la cooperativa escolar “Como siempre juntos”.

Marisell explica que el cooperativismo atraviesa los contenidos y proyectos de la escuela. Organizan campañas comunitarias, ferias temáticas, jornadas de cooperativismo y economía social y dos días a la semana preparan meriendas cooperativas. Además, los asociados participan un microemprendimiento del colegio para la producción de milanesas de soja que ha cosechado varias distinciones y en breve pondrán en marcha la fábrica de pastas. “Todo se realiza con recursos que generamos a través de los premios obtenidos por proyectos educativos que presentamos en concursos y que están atravesados por el quehacer cooperativo”.

Más allá de las propuestas que continúan en el tiempo, cada año se definen nuevas iniciativas que, recalca Marisell, “están diseñadas en el aula por chicos de 16 y 17 años”.

Asegura que la fórmula para que esto funcione fluidamente es la combinación de los principios y valores cooperativos, un grupo de docentes comprometidos y jóvenes que se suman a las propuestas. “El resultado es altamente superador porque estamos trabajando en un espacio de construcción permanente y sin querer, todo el tiempo enfocamos las tareas de esa manera, porque es una práctica que se reproduce”.

Para ella, los alumnos se gradúan con un plus. “Esta experiencia se va replicando en el colegio y cuando egresan, en el pueblo. Esa es la real importancia y el verdadero valor que adquiere la educación. Yo observo mucho y quizás los chicos no se dan cuenta cuanto modifican su entorno ya sea como amigos, esposos, padres, en su trabajo o como integrantes de una comisión”.

Marisell resalta que en varias oportunidades los chicos trabajaron a través de la cooperativa para lograr mejoras en el colegio que recién fueron aprovechadas por las siguientes promociones y finaliza convencida de que “esta experiencia educativa impacta en muchísimos ordenes, lugares y personas, porque en el cooperativismo lo que haces cobra sentido cuando lo hacés con otro y para otro. Es un camino de encuentro”.

Escuela: Instituto Secundario José María Paz

Cooperativa: “Como siempre juntos”.

Proyectos: campañas comunitarias, ferias temáticas, jornadas de cooperativismo y meriendas cooperativas.

A destacar: Fue determinante que los docentes conocieran la historia de la cooperativa Mondragón. Esa entidad financió un curso de capacitación a los docentes para formar la cooperativa escolar.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam