La Conaice 'va a contribuir a unificar al sector”

10-03-2008

La puesta en marcha de la Coordinadora Nacional Interfederativa de Cooperativas Eléctricas (Conaice) ocasionó en el cooperativismo nacional reacciones encontradas. Hay quienes creen que la por el momento Coordinadora aspira a constituirse en una confederación. Esto “atenta abiertamente contra la unidad e integración de todo el movimiento cooperativo”, expresó en un comunicado el titular la Federación Argentina de Cooperativas Eléctricas (FACE), el contador Marcelo Gallo.

El 18 de diciembre pasado se firmó en Mar de Ajó el acta constitutiva de la Conaice integrada entonces por siete Federaciones del sector de servicios. El principal objetivo de la misma es avanzar en la discusión de temas y problemas comunes a estas entidades de la economía social.

Tras reunirse por segunda vez el Comité Ejecutivo de la nueva entidad en Buenos Aires, uno de sus integrantes - Luis Castillo de Fecescor - accedido a esta entrevista para hablar de la agenda de la nueva organización y sobre las discusiones que ha generado su conformación.

“Primero, el rol o el objetivo que tiene la Conaice es fijarse como organización, que sea una herramienta que pueda de manera más dinámica representar a los intereses del sector de cooperativas de servicios públicos, fundamentalmente el eléctrico, para sentarnos con quien corresponda a fijar posiciones”, manifestó Castillo.

Entre los temas urgentes que tiene el cooperativismo de servicios públicos esta la actualización de las tarifas eléctricas. ¿Cuál es el rol de la Conaice en este sentido?

“Hemos tomado decisiones importantes en la agenda de trabajo que tienen que ver con sentarnos para fijar un criterio en cuanto a las negociaciones, solicitarle a los trabajadores que como organización nos acompañen en esta lucha porque sino terminamos en una confrontación de pobres contra pobres. Hoy lo que está en riesgo es la fuente de trabajo, producto de la debilidad en la que se ha puesto al sector como empresa prestadora de servicios.

Ver también cómo podemos llegar al Gobierno nacional. Creemos que éste debe modificar una decisión política y es que no ha tenido en cuenta al sector cooperativo, por lo menos de servicios públicos, que ha sido en cierta manera discriminatorio. Que se nos ha medido injustamente con la misma vara de las multinacionales y no haya tenido en cuenta que las cooperativas estamos donde no está el capital privado ni el estado. Estamos en localidades muy pequeñas que sólo puedan tener servicio si existen las cooperativas. Entonces en ese marco, con cooperativas con un mercado muy disperso, donde la concentración del gran mercado está entre las empresas multinacionales, de ninguna manera podemos tener el mismo trato. Creo que debemos ser socorridas. El Gobierno nacional y los provinciales tienen que tomar medidas sobre el tema. Es inconcebible que en esta situación de tarifas congeladas se socorra con subsidios al sector privado y no se lo tengo en cuenta al sector cooperativo, de ninguna manera se puede concebir. Desde la Conaice vamos a plantear la necesidad de generar un fondo a nivel nacional, que se va a generar a partir de la participación de todos los usuarios del sistema eléctrico, que permita generar un fondo compensador para socorrer a las cooperativas más pequeñas y que el Inaes sea de alguna manera el encargado de contralor de la aplicación del mismo para que esos fondos que por ahí existen de alguna manera y van a los gobiernos provinciales no terminen yendo a los destinos equivocados”.

¿Por qué la conformación de la Conaice y por qué no canalizar los problemas a través de las entidades del sector ya constituidas?

“Lo hemos canalizado. Hay algunas ideas, por ahí se piensa, de que la Conaice transformándose en una confederación puede llegar a debilitar al sector cooperativo. Yo tengo una opinión totalmente diferente, creo que va a contribuir a unificar.

El sector cooperativo tiene hoy como representante desde el punto de vista confederativo a Cooperar. Nosotros somos miembros de Cooperar y también lo son todos los integrantes de la Conaice.

Acá hay que partir de un razonamiento y de un sinceramiento. Hay una atomización del sector cooperativo y sólo se va a dar cierta unidad si buscamos puntos de convergencia en el cual el marco de la realidad de hoy se tenga como punto de referencia. Yo no puedo seguir manejándome con la idea de hace 30 años. Hace 30 años no había catorce o quince federaciones, había una. Hoy, de las quince federaciones que integran la Conaice representan al 60 por ciento del sector eléctrico a nivel nacional. Creemos que la Conaice va a reforzar la tarea de Cooperar, que es lo que va a servir para unificar al sector eléctrico y también creemos que es necesaria esa herramienta por lo siguiente: va a estar compuesta por organizaciones que tienen el mismo fin. No quiere decir que Cooperar no sea una herramienta útil pero por ahí la convergencia de distintos sectores que tienen objetivos diferentes ha hecho que muchos de esos sectores, que en su mayoría provienen del eléctrico, se debilitaran totalmente. Fijate, un ejemplo, yo provengo de una cooperativa que tiene ocho servicios, tendría que estar participando en ocho Federaciones: en Fecotel, Fecescor, Cadegas, en los funebreros... eso es debilitar. Estamos tratando de que esas cooperativas converjan en solo punto y que nos permita tener un poder de negociación, de “lobby” que hoy requiere una empresa moderna.

Nosotros tenemos que definir qué somos: no somos una organización sindical, más allá que tengamos alguna representatividad con alguna afinidad, por lo tanto no somos corporativistas; tampoco somos hoy una organización empresaria. Tenemos que romper ese dilema que tenemos de que somos una cosa o la otra. Somos empresarios que representamos a la empresa de capital social, pero somos empresarios. No somos empresa del Estado. Este es uno de los problemas que ha tenido el sector eléctrico en Córdoba, vivió 60 o 70 años como sucursal de Epec; no somos más sucursales de Epec. Somos pequeñas empresas que representamos al usuario de capital social, que tenemos que buscar formas de organización para sobrevivir en un mundo que es realmente competitivo. Entonces, es muy difícil si vos no tenes definido que sos. Lamentablemente en este país no hay una política de protección, por lo menos al sector cooperativo de servicios públicos. Digamos, somos los chicos ricos del sector cooperativo y en realidad no. Entonces vemos que por ahí todo lo que tiene que ver con fomento, con apoyo gubernamental, apunta más a las cooperativas de trabajo, cosa que coincido totalmente. Creo que nosotros también debemos ser una herramienta que apadrine de alguna manera la creación de este tipo de cooperativas, pero no nos deben descuidar como organización pequeña que tenemos historia y que contribuimos al crecimiento de las pequeñas organizaciones. Yo daba un ejemplo el otro día en Buenos Aires, ¿por qué razón son las cooperativas las únicas que tienen líneas rurales que dan pérdida continuamente? Porque no son negocio para el privado y serían un problema para el Estado. No es porque seamos los mejores sino que estamos dispuestos a hacer el sacrificio de ir donde el otro no va. Por eso necesitamos que nos acompañen”.

Conaice tiene su sede fijada en la calle Paraná 433 noveno piso “B” de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Por el momento no se ha designado un presidente para la coordinadora que funciona mediante un órgano ejecutivo integrado por los representantes de las federaciones de Córdoba (Fecescor, Luis Castillo), Buenos Aires (Fedecoba, Carlos José) y la Federación de Cooperativas de la Costa (Alberto Lettieri).

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam