IDIAZÁBAL INICIÓ SU RECONSTRUCCIÓN

16-03-2015

La siesta del domingo 15 de marzo en Idiazábal fue completamente atípica. Lejos del descanso habitual o la sobremesa del asado, fue una tarde de trabajo de limpieza y evaluación de daños. El agua bajó completamente y los vecinos mientras conviven con el barro evalúan sus pérdidas casi totales en mobiliario y en algunos casos en sus viviendas. Ver imágenes

Al igual que muchos vecinos, la infraestructura sufrió grandes daños. Carlos Fenoglio es el presidente de la cooperativa de servicios y explicó que las pérdidas en la entidad se acercan a los 240 mil dólares. Una cifra enorme para una pequeña empresa de la economía solidaria. Hasta el momento la cooperativa ha recibido ofrecimientos de créditos a tasas blandas por parte del estado provincial. Es esperable aunque aún no hay ofrecimientos concretos, que se le otorgue un subsidio. Fenoglio sostuvo que el año que se aproxima será muy difícil para la entidad y para el pueblo.

Es que Idiazábal está en un estado crítico. Sin embargo, el optimismo se refleja en el trabajo conjunto. A su vez manifiestan agradecimiento hacia los pueblos cercanos. Ejemplos sobran: el servicio de internet está reestablecido gracias al préstamo de equipamiento por parte de las cooperativas vecinas, los bomberos voluntarios Santa Eufemia y de otras localidades estuvieron colaborando con la limpieza, los estudiantes de 5to año de los pueblos vecinos trabajaron en los edificios de las escuelas y centros de donaciones, se recibieron donaciones de las ciudades y pueblos de toda la zona y así sucesivamente. Del mismo modo existe un agradecimiento y a la vez un reclamo al gobierno provincial. Agradecimiento por el trabajo continuo para sacar a Idiazábal de abajo del agua y reclamo por no haber realizado con anterioridad las obras que se requerían y que ya habían sido solicitadas.

Juan Pablo Vassia es concejal de la localidad, explicó que las obras de desvío de agua que se realizaron hubieran sido imposibles de efectuar para el municipio. Sostuvo también que se siente en parte culpable pero recordó los múltiples pedidos de obras que realizaron al gobierno de la provincia a raíz de las inundaciones anteriores que había sufrido el pueblo.

Las obras consisten en dos contenciones con canal derivador para que el agua rodee a Idiazábal y luego recupere su curso normal. Refiriéndose a la situación de la zona expresó que sin ser especialista cree que es necesario obras de canalización para toda la región ya que los caudales de los arroyos han variado como consecuencia del cambio del paisaje. “Soy autocrítico, porque ahora gastamos diez veces más de lo que deberíamos haber gastado si se hubiera hecho a tiempo. Con una sola máquina en tres meses se hacían. Creo que a los gobernantes les gusta hacer obras que se ven y esta no se ve. Ahora el gasto y el costo para los vecinos es enorme”.

Al respecto de la respuesta ante la necesidad sostuvo que cree que “la prensa hizo todo. Los primeros días no veíamos el final del túnel. Cuando estaba todo el pueblo lleno de agua y se logró cerrar la contención en media hora se vació. Ojalá que el gobernador lo haga e impulse la ley que obligue a que existan cortinas forestales. Aquí queda sólo una reserva que llamamos monte chato que son dos hectáreas de 100 mil que existían.”

Sobre la existencia de canales clandestinos sostuvo que a través de recursos hídricos entre marzo y noviembre del año pasado se realizó un relevamiento y que “se detectaron canales clandestinos. No es fácil para un pueblo pequeño como éste hacerse escuchar. No voy a defender al Intendente pero desde aquí se realizaron pedidos a través de notas de distinto tenor. La gente de hidráulica es muy capaz, y tenían un plan para realizar obras sin embargo faltaba la decisión política. Fabián López (director de recursos hídricos) tal vez sea el más capacitado en este tema en Argentina, por eso recalco que faltaba la decisión política.”

Con respecto a lo que viven los vecinos sostuvo que “no nos vamos a bancar otra cosa como esta, como vecino lo digo. Creo que vamos a tener que ser mucho más duros. Sin embargo veo decidido al gobernador porque no sólo fue Idiazábal. El problema es la masa de agua que está en toda la zona. Luego está la otra parte, que son las pérdidas productivas, ahora tenemos un pueblo destruido con la actividad principal, que es la agricultura, paralizada. No tenemos caminos, la situación es muy crítica para cosechar y hoy los productores no tienen espalda. El motor productivo de la región está paralizado.”

El panorama que espera a toda la región este de Córdoba es complicado para las siguientes campañas, mientras tanto los vecinos continúan el trabajo de reconstrucción, y los aportes solidarios de las localidades cercanas son fundamentales en ello.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam