'Hay cooperativas que inevitablemente van a la quiebra”

09-05-2008

Luis Castillo, de Fecescor, fue claro sobre la situación de algunas cooperativas.

El próximo lunes será una instancia clave ya que se tratará en audiencia pública la recomposición de las tarifas de electricidad de las cooperativas cordobesas. Los dirigentes estiman movilizar cerca de 800 personas hasta el predio de Feriar de la ciudad de Córdoba. Antes de la audiencia, dialogamos con uno de los dirigentes al frente de las negociaciones, Luis Castillo, de Fecescor.

¿Cuál es la expectativas tienen con la Audiencia Pública del próximo lunes?

Hemos comprometido a la totalidad de nuestras asociadas cordobesas a estar presentes. Nosotros, como Federación, venimos hace rato pidiendo para que se habiliten las audiencias públicas y exista una recomposición tarifaria de manera urgente en la provincia de Córdoba. Esto debería haberse dado hace mucho tiempo. Todavía estamos en una situación de saber cuándo vamos a tener la autorización para mover tarifas.

Esto nos toma con compromisos asumidos con el sector de los trabajadores con aumentos salariales, que eso es el problema de la coyuntura. El problema de fondo, que creo no se va a resolver en la audiencia pública pero si creo que es el ámbito en el cual nosotros podemos hacer escuchar pacíficamente como es la metodología del sector cooperativo, nuestras razones y fundamentar nuestras preocupaciones a través de los números, el estado de sensibilidad y de alto riesgo que tiene gran parte del sector eléctrico. No solamente en la provincia de Córdoba, esto lo estamos planteando a nivel nacional.

No hay que andar mucho para darse cuenta que en estos seis o siete años, producto del congelamiento de las tarifas, las cooperativas han retrocedido muchísimo, han sufrido descapitalización y empobrecimiento no solamente financiero. Muchas de las pequeñas cooperativas están endeudadas con el Estado al no estar al día con las contribuciones de la Afip.

Si bien las cooperativas tuvieron una expansión importante en la década de los 90 y pudieron tecnificarse acorde a lo que había en el momento, en estos últimos años no ha habido inversiones y en consecuencia hay un envejecimiento tecnológico. Quizás muchas de ellas están viendo sus carencias desde el punto de vista operativo, también. O sea, que es una situación muy crítica. Hoy nosotros decimos que de 10 cooperativas 3 tienen imposibilidad de seguir funcionando.

¿Hay cooperativas más grandes o medianas que el aumento del 30 % que Uds. están pidiendo les estaría cerrando. Pero que pasa con las más pequeñas que necesitan mayor aumento?

Venimos diciendo que modificar las tarifas no es la solución. Hay un número importante de cooperativas que ni duplicando la facturación del momento tendrían una solución. La solución es una sola y la tiene que dar el Estado generando un fondo compensador que le permita a esas cooperativas seguir operando.

Es rápidamente justificable. Primero, los ingresos que tienen esas cooperativas casi en un 100 por ciento son destinados a sueldos y a la energía que le vende EPEC. Por lo pronto, no tienen ninguna posibilidad de plantearse ningún proyecto ni de mantenimiento, ni de inversión. Estoy hablando de las cooperativas más pobres, de zonas alejadas, con menos densidad poblacional y con una demanda eléctrica casi en su totalidad residencial. Estamos hablando de cooperativas que venden 100 o 150 Kw. a sus socios y facturan 30 o 35 mil pesos por mes. Éstas cooperativas necesitan hoy urgente que el Estado les de una solución. Ya están en una situación más allá de la terapia intensiva.

¿Tienen Uds. alguna propuesta sobre como se podría generar este Fondo?

Desde Fecescor creemos que una modalidad rápida y directa en Córdoba es ampliando el Fondo de Infraestructura que hoy va en su totalidad a EPEC. Y que de ese fondo, que no es una cuestión onerosa no gravita en el bolsillo de los cordobeses ya que estamos hablando de un peso por usuario eléctrico, rápidamente ayudaría a generar un fondo compensador que le ayude a las cooperativas más pequeñas a salir de esta situación. Estas cooperativas inevitablemente van a la quiebra. No es agradable decir esto pero es la única posibilidad de seguir existiendo.

Si alguna de estas cooperativas entra en situación de dejar de prestar el servicio, las que van a sufrir son las comunidades. Un privado no va a ir a una comunidad de 500 usuarios, la empresa provincial no lo va a hacer porque no lo hizo nunca, tampoco ahora. Entonces, el compromiso hoy es ver cómo la dirigencia política con escucha. Creemos que el ámbito de la audiencia pública es la oportunidad para que llegue a oídos de quienes toman decisiones políticas.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam