Graciana Peñafort: 'Fútbol Para Todos permitió la sanción de la ley de medios porque demostró que Clarín no era todopoderoso.”

04-02-2013

Ocupó el cargo de Directora de Asuntos Legales y Normativos en la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) durante las gestiones de Gabriel Mariotto y Santiago Aragón pero tuvo que dejar el cargo porque el cuerpo le jugó una mala pasada. Hoy vive como público la disputa por la plena aplicación de la ley en cuya redacción colaboró junto a Gabriel Mariotto, Damián Loreti, Gustavo Bulla y miles de argentinos. Asegura que la estrategia judicial de Clarín es mala y que la apuesta del grupo siempre fue la política. El porqué de la denuncia y pedido de cárcel para los periodistas, el juego oscilante de la Corte Suprema de Justicia y la charla informal en la que nació Fútbol Para Todos. El nombre de Gabriel Mariotto aparece mencionado muchas veces con indisimulable afecto.

Mientras Morgana -Bulldog incansable- deja de acosarme y se distrae con la soga que le arrojo, aprovecho para preguntar.

¿El reemplazo del concepto de libertad de prensa por el derecho a la información con el Estado como garante de acceso es la innovación teórica más importante de la ley 26.522 frente a la 22.285 de la dictadura?

La libertad de prensa es un estadío muy importante pero ya superado. Es un concepto que nace al calor de los viejos Estados absolutistas que tiene que ver con el derecho de los ciudadanos a poder decir y que ese Estado se abstenga de molestarlos por lo que dicen. Eso ha cambiado mucho ya que hoy es tan importante poder publicar como poder acceder a la información. Allí es donde aparecen las dos caras de la moneda, ya que la libertad de expresión no puede ser un derecho que grita y no escucha. La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA) toma lo más moderno que hay en materia libertad de expresión, incluso dándole verdadera jerarquía de derecho sistémico ya que la ley de la dictadura lo consideraba algo restringible y sujeto a algunas doctrinas complicadas como la de seguridad nacional o la moral cristiana. Además de esto le suma el derecho de acceso a la información. Ya no se contempla a la información circulante como una mercancía que era un concepto muy liberal, sino como un derecho al que todos podemos acceder. Y ya no es solo un límite al Estado, sino además una obligación de este asegurar a sus ciudadanos libertad de expresión, pluralidad y diversidad de fuentes.

En los últimos días la Defensora del público (Cynthia Ottaviano) emitió una resolución en la que denuncia ocultamiento de información y protección corporativa de los medios de la provincia de Jujuy para con una empresa que tiene instalados transformadores que están contaminando con PCB. Allí ella hace mención a la doble vía del derecho a la información cercenada, no solo en el no acceso a los datos sino también en la imposibilidad de las comunidades de denunciar la situación en los medios locales.

La LSCA no regula contenidos ni lineas editoriales. Nadie va a regular los contenidos, pero los medios deberían reflexionar sobre su función social.

Uno no puede negar que los colectivos y subtes tienen una función social y asegurar eso no significa decidir quienes son los conductores y choferes. El nivel de concentración mediática que existe hoy en la Argentina habilita una serie de pactos corporativos entre los medios que incluyen el ocultamiento de información - los cercos mediáticos- y la protección conjunta. El problema no es solo un canal de Jujuy que no publica lo de los transformadores contaminantes sino que no exista otro medio que salga a denunciar o desmentir. A veces la opinión pública pasa a ser opinión publicada y entre ellas existe un abismo de diferencias enorme que se inscribe en las baldositas amarillas de los intereses de los dueños de los medios.

¿No te da la sensación que en estos momentos de debate por la aplicación efectiva de la LSCA hay partidos políticos que están despertando en forma tardía al debate de la ley en sí?

Sin dejar de admitir que uno siempre quisiera haber hecho mas, hay que señalar que se ha hecho un trabajo fundacional en la creación de un nuevo esquema. Existieron procesos de relevamiento a lo largo y a lo ancho del país que tuvieron que ver con reconocer cual era el cuadro de situación existente. Si Juan tenía una radio y falleció, sus hijos siguieron explotando esa radio sin declarar que ya no era de Juan. Para la nueva ley eso es delegación de explotación y de esos casos hay miles en el país. A mí me ha tocado enviar una nota a una persona a siete direcciones distintas. Existió un proceso de ordenamiento que no contó con ningún tipo de apoyo opositor. Un proceso que fue arduo, ingrato, que no nos hizo ganar el bronce ni sumar nuevos amigos pero que fue necesario para saber donde estábamos parados.

En ese “donde estamos parados”: ¿Notas cambios de actitud en la oposición?

El neoliberalismo alejó la política de la gente y la cambió por ese fenomenal multiplicador de mensajes que son los medios de comunicación en lo que llamo la massmediatización de la política. Se cambió la militancia de base por los set de televisión y la clase política ha sido prisionera de eso.

La imagen que resume esto se dio uno de los días de debate de la ley cuando la oposición abandonó el ámbito de discusión pública - el ágora- por excelencia de la democracia, que es el Congreso, para irse a los estudios de televisión a operar contra la sanción. Esa es la política capturada. Yo me saco el sombrero frente a la valentía democrática de los dirigentes políticos que presionados por los medios nacionales o provinciales se animaron a votar a favor de la LSCA. Hay actitudes indefendibles de políticos mas o menos progresistas y coherentes como Margarita Stolbizer o Fernando “Pino” Solanas que uno a priori imaginaba que apoyarían y no lograron terminar de romper la lógica del prisionero.

¿Silvana Giudici entra en esa lógica?

Creo que es un caso distinto. Silvana Giudici no fue la representante del radicalismo ante los medios. Fue la representante de los medios frente al radicalismo. La postulación de ella nunca fue con el fin de aplicar la ley. Lo imperdonable de Giudici es que no sabe nada, pero nada de comunicación o de libertad de expresión...casi que aseguraría que tampoco le importan esos temas realmente, salvo en lo que se refiera a su propia posibilidad de aparecer en los medios. Repite frases huecas que cree que van a agradar a los dueños de los medios y que le van a garantizar a ella cámara y micrófono. La propusieron para ocupar el lugar que le corresponde al radicalismo en RTA para darle un cargo y cuando no la eligieron se fue al PRO. Hay ciertas convicciones políticas, como las de esa señora, que asustan por lo efímeras.

En ese contexto que la UCR haya designado en Afsca a Marcelo Stubrin (estuvo presente en aquella recordada reunión entre Héctor Magnetto y Raúl Alfonsín en la que el CEO le dijo que ya eran “un obstaculo”) ¿Es un cambio en la estrategia frente a los monopolios?

No comparto muchas cosas con el radicalismo de estos tiempos, pero reconozco que es un partido que esta dando un profundo debate interno por recuperar su espacio político. Hay gente como Giudici y Aguad que yo creo que no representan el ideario histórico del partido que es honorable sino que defienden otros intereses, bastante menos honorables. El hecho de que envíen a Stubrin es en principio algo positivo ya que llega al Afsca alguien representativo de la política.

¿A pesar de que el primero de sus actos haya sido impulsar una denuncia contra Sabbatella a través de la Juventud Radical?

Stubrin no es un cuadro comunicacional y cuando uno no tiene agenda propia sobre un tema lo único que queda es la chicana. Es un dirigente que fue al AFSCA como podría haber ido al Senasa o al Inta. Son las reglas de la política, a mí no me gusta ese tipo de política y creo que se pueden hacer otras cosas mucho mas constructivas

¿No hay cuadros radicales o socialistas en las universidades de comunicación y derecho para representarlos en Afsca y RTA con una agenda propia?

Muchos cuadros que dio la academia terminaron siendo abogados o representantes de los oligopolios mediáticos. Los “constitucionalistas” al servicio de cualquier absurdo son una clara muestra de ello. Muchos otros se terminaron convenciendo de este proyecto como Mariana Moyano, que es un caso de cuadro universitario que no proviene del peronismo.

Después hay mucho académico impoluto que no está dispuesto a poner en riesgo su buen nombre o soportar las críticas que ineludiblemente llegan con la participación política.

También hay académicos que respeto como Martín Becerra o Santiago Marino que no son peronistas, ni acompañan necesariamente al proyecto nacional pero hacen un intento por teorizar y marcar las cosas que faltan. Tienen en mi opinión, una posición demasiado critica a ciertos aspectos, pero a diferencia de otros tantos que hablan por hablar, ellos han leído la ley, la han estudiado y la explican, sosteniendo sus posiciones con argumentos, que yo puedo no compartir, pero que llevaron horas de estudio y reflexión...

¿Como ves la actuación del FAP frente a la LSCA? ¿Hay una pose progresista en el debate y luego una actitud pro monopolios?

Yo creo que el FAP tiene una postura oscilante propia de que son nuevos como partido y en algún punto siguen dependiendo de una buena relación con los oligopolios para su instalación a nivel nacional. A mí en lugar de acordarme de los dirigentes tristemente célebres del FAP, que han quedado prisioneros de los set de televisión, me gustaría señalar la figura de Guillermo Goldstein, un abogado que brindó asesoramiento técnico para que el socialismo acompañara la ley. Ese es el tipo de personas de las que uno se termina acordando, honestas intelectualmente y a las que respeto pese a las diferencias políticas.

¿Porque se demoró tanto en integrar a la segunda y tercera minoría a la Comisión Bicameral de la LSCA?

Seamos claros, el debate por la bicameral comenzó con una denuncia de inconstitucionalidad de Federico Pinedo. Es decir la oposición diciendo que no era legitima a pesar de que la comisión los contemplaba adentro. Luego vinieron los dos años del Grupo A y obviamente ellos no la integraron, siguiendo la estrategia que les dictaban los grupos mediáticos de no legitimar los organismos creados por la nueva ley, a pesar de tener los números necesarios para hacerlo. Con el recambio legislativo llegó el debate por cuál era la tercera minoría ya que el socialismo ahora era FAP y el peronismo federal tampoco tenía los números necesarios. Desde el recambio legislativo pasaron algo así como seis meses en los que existió un debate político y entendiéndolo en tiempos parlamentarios y políticos no creo que haya sido un tiempo excesivo.

¿Te parece válida la impugnación de Alejandro Pereyra (candidato del FAP para el directorio de Afsca) por tener antecedentes de haber exagerado su CV en una candidatura para el viejo Comfer en 2003?

Yo le tengo gran estima personal a Alejandro. No podría ponderar adecuadamente la gravedad de lo del currículum. En algún CV mío puede figurar “inglés avanzado” porque tengo el título para acreditarlo a pesar de que hace diez años que no practico el idioma. Algo que sí me parece grave es el cierre de la venta de los pliegos del cable a pedido del Grupo Clarín para que no surgiese nueva competencia. No fue una decisión de Pereyra sino que fue un pedido de Clarín al que el debilitado gobierno del Dr. De la Rúa y el entonces COMFER, del que Alejandro formaba parte, terminó cediendo. Eso es más grave que la exageración en el CV.

¿Que te pareció el intento de recusación de Clarín a la candidatura de Cynthia Ottaviano?

La lógica de Clarín es “el estado soy yo y alguien que hizo investigaciones como periodista que afectan mis intereses no está capacitado para ocupar un cargo público”. Es una locura y me parece una lástima que no se haya difundido lo suficiente esa recusación porque sirve para entender cuál es la lógica del grupo y como están convencidos que no existe institución democrática que pueda afectar sus intereses

¿Cómo fue la gestación de la idea de recuperar las transmisiones de fútbol y la conformación de lo que hoy es el programa Fútbol para Todos?

Había una cosa espantosa y casi humillante que era el partido de los viernes que se pasaba por Canal Siete en momentos en que Clarín todavía conservaba los derechos y que lo había conseguido Alberto Fernández. No puedo dejar de recordarte que el contenido fútbol fue utilizado por Clarín para beneficiar a los cables propios a lo largo y ancho de la Argentina, debilitar a los cables locales no entregándole los partidos para fundirlos y luego comprarlos. A mí no me gusta particularmente el fútbol pero lo que no puedo dejar de reconocer es que forma parte de la idiosincrasia cultural de los argentinos y no puede estar restringido su acceso por motivos económicos. Políticamente Fútbol Para Todos permitió la sanción de la ley de medios porque demostró que Clarín no era todopoderoso y es el momento en que la democracia demostró que podía tomar decisiones en favor de liberar contenidos. Hay pocas cosas más cínicas que lo que expresó Marcelo Bombau (Torneos y Competencias), cuando defendiendo la postura del grupo Clarín afirmó: “no hay nada más democrático que el que quiera ver los partidos, que pague”. Fútbol Para Todos me pareció una iniciativa excelente en términos de libertad de contenidos y de derecho de acceso a bienes culturales

¿Cómo nació la idea de recuperar el fútbol?

Luis Nofal ya no estaba en Torneos y Competencias y sabíamos que Julio Grondona estaba teniendo problemas con la renegociación del contrato. Cuando se mencionó la idea de democratizar los derechos televisivos del fútbol, pensé que era imposible. Parecía una locura. Alguien sugirió no decir que era una locura, “mejor llamémoslo un sueño”. Nació así en una charla cotidiana. Luego creció todo y obviamente implicó una ingeniería increíble. En un momento trascendental, desde el Poder Ejecutivo preguntaron: “¿Y cómo hacemos para distribuirlo”, entonces quien proponía la idea contestó: “Ah, entonces ya lo están viendo como posible y no como una locura”?.En esa charla nació Fútbol Para Todos.

En su momento se dijo que la presencia de Marcelo Araujo era la condición de resguardo editorial que había puesto Julio Grondona para firmar el contrato. ¿Imaginas una instancia superadora con el ingreso de las universidades en la gerencia periodística y de relatores del interior del país? ¿Se podrá escuchar una tonada en FPT?

Araujo no es el periodista que más me guste pero fue el único de los que estaban capacitados para asumir ese cargo que se animó a armar un equipo periodístico en ese momento. El argumento de Clarín era “nosotros vamos a ir a juicio, vamos a ganar, vamos a recuperar los derechos y todos los periodistas que trabajen en Fútbol Para Todos no laburan nunca más”. Víctor Hugo hubiera sido el indicado para ocupar ese lugar pero tuvo una conducta destacable al rechazar el ofrecimiento para que no se malentiendan sus opiniones a favor de la ley. Creo que como todo proceso va a ir mejorando. Hay otra parte muy fuerte también que es la AFA y allí entran a jugar muchos factores. Ahora además existe Deportes Para Todos, como fruto de la LSCA y permite a las provincias producir partidos a nivel regional lo cual le otorga lugar a nuevas voces.

Fútbol Para Todos le entrega a ESPN los derechos para Latinoamérica y le da la posibilidad de ponerle un valor agregado con equipos periodísticos, gráfica y estadística propia. ¿Existe la posibilidad de que eso se de en el mercado local o el canal que quiera pegarse a la transmisión de fútbol solo podrá hacerlo con el enlatado?

En Argentina por ahora es el enlatado.

¿Existe la posibilidad del ingreso de pauta publicitaria privada?

Es complicado trabajar con pauta privada bajo los estándares de contratación del Estado. Por ejemplo no existe el canje. Por otra parte el fútbol es una franja a la que solo podrían acceder los anunciantes Premium por el rating que tiene. No es imposible pero debería crearse un nuevo marco regulatorio especial para pauta privada. La pauta oficial es el 6 % de la torta total de publicidad por lo tanto los privados que no anuncian en FPT deben estar haciéndolo en los demás canales que también lo necesitan. Esto en el mediano plazo permitirá una mejor distribución de la pauta y el surgimiento de nuevos canales, una suerte de “efecto derrame”, que es importante para hacer sustentable la industria

¿Porque Afsca no ha logrado poner a los medios comunitarios y sin fines de lucro del lado de los que apoyan y militan por la plena vigencia de la LSCA? ¿Se va a llegar al 33 % que la ley les otorga?

Uno de los paradigmas más importantes que modificó la LSCA es que posibilitó el ingreso del sector comunitario a la comunicación. Fruto de considerar la libertad de expresión y de acceso a la información como un derecho y no como una mercancía o una mera actividad con fines de lucro, y por ende reservada al comercio.

Lo que me preocupa es que haya medios llamados comunitarios que pretendan empleo en negro, equipos no homologados y sostén económico estatal cuando incluso algunos están alquilando sus espacios. Algunos esperaban que el reconocimiento de los medios sin fines de lucro fuera un blanqueo de una situación preexistente que ya era complicada. Hay medios que han logrado un esquema exitoso de sustentabilidad como La Tribu y La Ranchada y marcan el camino correcto. Por otro lado imagino sectores de vulnerabilidad social fuertemente apoyados por el Estado como pueblos originarios o villas de emergencia. Y las grandes ONG como Greenpeace que tienen sustento propio. Se va a llegar al 33% y con medios comunitarios que están dentro de la ley.

Como autoridad regulatoria parece absolutamente poco saludable permitir que un laburante toque un cable eléctrico o un equipo sin una ART y un régimen de empleo. Es entendible que se pueda no cobrar un sueldo y yo misma he realizado trabajos voluntarios durante mucho tiempo en mi época de estudiante. Entiendo que necesitan apoyo y creo que los subsidios a algunos programas con temáticas particulares están bien pero no a todos los programas de un medio determinado. El Afsca ha colaborado con innumerables medios sin fines de lucro para que estén en regla. Ser comunitario no quiere decir que no tengas que cumplir las normas, por ejemplo tenés que tener un equipo homologado.

Viviste desde adentro la gestión de Gabriel Mariotto y parte de la de Santiago Aragón ¿Cómo se produce tu salida de Afsca?

En febrero del 2012, Santiago y Gabriel me pidieron que me quedara acompañando a Santiago en su gestión. Yo estaba exhausta y con varias señales de alarma físicas...y ambivalente, por un lado sentía -y sigo sintiendo- que esta ley es lo más parecido a un hijo que tengo y no creía poder desprenderme de ella. Además Santiago es un amigo y un compañero. Por otro lado sabía que el stress hermoso de todo lo vivido me estaba empezando a pasar la factura. En abril me termine de enfermar y tuve que salir por 5 meses de licencia médica. El cuerpo me jugó una mala pasada.

¿Cómo venís viendo la gestión de Martín Sabbatella al frente de AFSCA? ¿Fue un error cargar tanto las tintas sobre el 7D?

Lo veo muy convencido y creo que es un sincero militante de este proyecto. Me gusta la honestidad y la transparencia en la gestión publicitando todo el tiempo los actos de la autoridad de aplicación. En términos culturales de comunicación el 7D estuvo acertado porque logró poner el tema sobre la mesa y en un idioma entendible para el común de la gente. Llegó un momento en que fue necesario fortalecer políticamente al Afsca y en ese punto me parece bien la llegada de Martín.

¿Identificas errores en la estrategia judicial del gobierno? Por ejemplo presentar el Per Saltum ante el fallo a favor de Horacio Alfonso o intentar recusar a toda la Sala 1 de la Cámara Civil y Comercial.

Cuando sos abogado, algunas cosas salen mejor y otras peor pero lo que no se puede hacer es no intentarlo todo. Lo que veo es un grupo de abogados que se sentó a pensar y a hacer todo lo posible por que las cosas salgan bien. Es fácil e injusto opinar desde afuera sobre decisiones que se tomaron en 48 horas. El Per Saltum se presentó por los aspectos desfavorables del fallo de Alfonso. La Corte Suprema viene teniendo un juego oscilante muy notorio. Yo creo que el Per Saltum fue un gesto para la Corte en el idioma que la Corte entiende.

En el caso de la recusación de la Cámara viajera estuvo bien. ¿Cómo no se los va a recusar? ¿Cuantas ONG de pobres pueden llevar al exterior a los jueces a eventos de debate sobre el tema que tienen que definir? Si vos y yo estamos como contrapartes en un juicio y vos te enteras que invito a los jueces a un viaje lujoso en el exterior para discutir desde mis intereses el tema de nuestro juicio... ¿no sentirías que no estás en igualdad de condiciones? ¿Y si te enteras que yo contrato a algún hijo de esos jueces que tienen que decidir...como te sentirías? La recusación y hacer público lo que estaba pasando permitió visibilizar como y cuáles son las verdaderas presiones que soporta el Poder Judicial y como los grupos concentrados de poder económico y mediático están acostumbrados a actuar tras bambalinas y a eludir, por cualquier medio la aplicación de las leyes.

¿Es constitucional la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual? ¿Mantenéis desconfianza por la definición de la Corte?

Tanto la ley como nuestra estrategia judicial siempre fue muy dura en lo técnico. Inapelable. La ley es constitucional. La defensa del estado incluyó no solo abogados, sino ingenieros, contadores y economistas. Siempre creímos en la solvencia técnica de la norma. Esperábamos una respuesta más rápida y más jurídica. Los tiempos políticos se han dilatado, estamos hablando de más de tres años desde la sanción de la ley a esta altura y me preocupa un tipo de respuesta más política que verdaderamente jurídica.

Que la Cámara Civil y Comercial es funcional a la estrategia dilatoria de Clarín esta clarísimo pero un fallo de inconstitucionalidad es otra cosa ¿Cómo imaginas que pueden llegar a justificar un fallo de inconstitucionalidad?

Ellos van a ir por derecho de propiedad y van a confundir el daño eventual con una alteración del derecho de propiedad. El Estado en su accionar puede provocar un determinado nivel de perjuicio económico. Si el Estado decide construir una autopista al lado de tu casa el valor de tu propiedad disminuye, lo que no significa que el accionar no sea lícito ya que esta comprometido el bien común. También van a intentar plantear que es irrazonable el número de licencias pero ahí van a tener que rebatir muchos antecedentes internacionales que limitan la integración económica de los medios de comunicación, tanto en lo horizontal (cantidad de licencias) como en la integración vertical (distintos tipos de medios entre sí). Para darte un ejemplo en Estados Unidos, un canal de televisión no puede ser propietario de un diario.

¿Cuál fue el motivo de la denuncia a periodistas efectuada por Clarín?

Entendamos el momento. Estaba toda la Cámara Civil y Comercial recusada y Clarín necesitaba parar el 7D como sea. El motivo de la denuncia no fueron solo los periodistas sino Martín Sabbatella y Carlos Zanini. Clarín necesitaba otra cautelar a como dé lugar y estaba buscando en el Fuero Penal. La cautelar que ellos buscaban en ese caso ya no era por la inconstitucionalidad de la ley sino por la animadversión de los funcionarios intervinientes.

Después la corporación judicial tuvo una conducta vergonzosa y se defendió a sí misma rechazando las recusaciones, basándose en una vergonzante defensa de privilegios que ninguna ley les ha concedido. El Poder Judicial se debe a si mismo una reflexión sobre su misión como justicia de una democracia en la que los ciudadanos merecen ser sujetos y no objeto de los procesos judiciales. Menos corporativa y menos indiferente a los que necesitan real amparo por su vulnerabilidad. De momento hay sectores del Poder Judicial que han demostrado un fino oído a los intereses de los poderes económicos y una sordera patológica a las necesidades de los más débiles.

¿Como ves en general la estrategia de Clarín?

Clarín sabe que la ley es constitucional. En términos jurídicos su estrategia ha sido mala. Su estrategia de Lobby no, aunque ahora han perdido la protección de la invisibilidad y están expuestos. Desde el derecho creo que saben que no tienen ningún argumento válido. Su apuesta siempre fue la política y ganar tiempo hasta que cambie la política. Lo intentaron en 2011 y lo van a volver a intentar en 2013 y 2015. La presión sobre el poder judicial que han ejercido para demorar la aplicación de la ley ha determinado que la decisión probablemente llegue en medio de tiempos políticos electorales y eso me preocupa, porque esta ley es estructural y no debería quedar prisionera de la fase agonal de la política.

¿Cómo se define todo?

Respecto a la Cámara Civil y Comercial, solo espero malas noticias. Creo que tiene tomada la decisión de antemano y casi te diría que escrita la sentencia también, sin haber leído ni una hoja de los argumentos del Estado.

Respecto a la intervención de la Corte Suprema, soy optimista, porque la ley no solo es constitucional sino que además reúne suficientes antecedentes de derecho extranjero y doctrina de Derechos Humanos como para fundarse a sí misma y defenderse caminando, pero mantengo mis reservas respecto a la Corte y sus tiempos, entendiendo que la decisión va a caer en un tiempo político. Si me pones la espada en la panza te digo que va a salir a favor de la constitucionalidad, simplemente porque sería un chino jurídico decir lo contrario. La ley es constitucional y la desmonopolización es necesaria porque en nuestro país la libertad de expresión y de acceso a la información está fuertemente restringida por la presencia de oligopolios, que han hecho de la cartelización y del abuso de posición dominante su mejor y más efectiva estrategia de mercado.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam