FORMARÁN UNA COOPERATIVA PARA QUE CONTINÚE EL COLEGIO GUIDO SPANO

07-01-2014

La reunión en el Inaes, organismo que depende del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, será este martes donde se planteará la modalidad que adoptará la cooperativa y la forma en que se preservará el actual edificio del colegio, ya que es propiedad de la sociedad que decidió su cierre. "Existe una ley nacional de 1941 de protección y preservación de este tipo de inmuebles, pero de todas formas funcione o no en este lugar, el colegio seguiría como tal bajo una figura de cooperativa y los chicos tendrían garantizado su escolaridad", dijo a Télam la legisladora María Rachid (FpV) La diputada participó junto a un grupo de padres de una reunión con el ministro de Educación porteño Esteban Bullrich para buscar una salida al conflicto planteado la semana pasada, cuando los dueños del colegio privado Guido Spano cerraron en forma imprevista la escuela e intentaron llevarse el mobiliario y la documentación de los alumnos. Graciela Pérez, una de las madres que participó de la reunión, contó que "Bullrih nos recibió pero en principio no se mostró de acuerdo con la expropiación del inmueble de parte de la Ciudad, dijo que antes había que analizar otras alternativas". "Nos garantizó que los alumnos iban a comenzar las clases en marzo y en principio apoyó la idea de formar una cooperativa, aunque es clave saber cómo se preservará el inmueble para que la sociedad no lo destine a otro fin que no sea la escuela", puntualizó. El martes pasado, último día del año, un grupo de padres vio camiones de mudanza que se llevaban muebles y documentación del colegio Guido Spano, del barrio porteño de Palermo, una institución fundada a principios del siglo pasado y que tenía 350 alumnos. Luego advirtieron que las autoridades, sin darles aviso, habían decidido cerrar el colegio e intentaban vaciarlo llevándose fotografías, boletines de calificaciones y demás enseres. Tras una denuncia judicial se realizó un allanamiento para incautar lo que se habían llevado, mientras el gobierno porteño procuraba ubicar a los alumnos y docentes en colegios privados de la zona con el mismo proyecto educativo. Rachid explicó que "se conformará la cooperativa y el gobierno porteño se comprometió a aportar el subsidio para que cobren las docentes el mes de diciembre y el aguinaldo". Indicó además que está pautado otra reunión con la cartera educativa porteña el jueves para terminar de definir los pasos legales para preservar y proteger el inmueble de la calle Billinghurst, donde funcionaba el colegio. "Lo importante es que el colegio Guido Spano seguirá funcionando, sea como cooperativa en este inmueble o en otro lugar, y que los alumnos no van a perder su escolaridad cuando comiencen las clases en marzo próximo", aseguró Rachid.

Educación cooperativa

El miércoles, un grupo de docentes y no docentes del colegio Spano mantendrán un encuentro con referentes de la escuela cooperativa Mundo Nuevo que lleva adelante una experiencia de gestión de jardín y nivel primario.

Nuevo Mundo, que está a pocas cuadras del colegio Guido Spano, integra la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajadores Autogestionados (FACTA) y están asesorando legalmente y técnicamente a los docentes y padres del Guido Spano.

“Nos reuniremos para explicarles detalles de la constitución de una cooperativa de trabajo y los compañeros de Mundo Nuevo los asesorarán particularmente en materia educativa, con el objetivo de salvaguardar la institución y asegurar la continuidad educativa. Por lo pronto serían 70 trabajadores entre docentes y no docentes”, explicó Federico Tonarell, presidente de Facta.

Ademá, se presentará formalmente un amparo para que la institución continúe funcionando donde lo hacía y se frene cualquier intento de demolición.

La iniciativa cuenta con el apoyo de los legisladores Edgardo Form (Nuevo Encuentro) y María Rachid (Frente para la Victoria), de Facta y de la Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar).

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam