'Este es un momento histórico, las cooperativas están llamadas a una tarea muy importante”

02-06-2011

Buenos Aires. En el marco de la visita institucional a la Cooperativa de Electricidad de Coronel Charlone (Cechar) Ariel Guarco afirmó que en este “momento histórico” las cooperativas están destinadas a dar un salto tan grande “como el que tuvieron los pioneros cuando encararon el desafío de dotar de energía eléctrica a sus pueblos”. Las declaraciones fueron formuladas en el programa televisivo “Conecta2”, producido por la cooperativa local, en donde se refirió a temas de interés para el sector cooperativo.

Consultado acerca de la principal problemática del sector, expresó que “sin dudas es la cuestión tarifaria, cuya ecuación no refleja cabalmente los costos. Esta situación se viene repitiendo desde la salida de la convertibilidad y terminará ocasionando un deterioro al sistema”. En este sentido, el dirigente cooperativista expresó que desde la federación “de modo permanente intentamos plantearle a las autoridades provinciales la realidad del sector y proponerles soluciones”. 

“Para ello -sostuvo- resulta de vital importancia el contacto fluido con las bases, el intercambio de conceptos, diagnósticos, sugerencias, inquietudes, análisis de problemáticas”.

A pesar de la situación, a veces compleja,  con muchos casos de entidades “descapitalizadas” Guarco cree que se está también ante “una oportunidad de desarrollo” a partir de la Ley de Servicios Audiovisuales que abre “infinidad de posibilidades de crecimiento. Todo el esquema del Triple o Nplay le va a dar a las cooperativas mayor importancia dentro de las comunidades, tanto como la prestación de los servicios tradicionales o sociales; pero ahora ya no solo en lugares donde el Estado no llega o al privado no le conviene, sino también compitiendo, insertándose en la economía de mercado para poder reflejar beneficios en todos sus asociados”.

Al referirse a la dirigencia cooperativista expresó que “es fundamental contar con dirigentes preparados, que estén a la altura del tiempo que nos toca vivir. Para ser cooperativista hay que tener una alta dosis de coraje, capacidad de asimilación de riesgos y también, por qué no, un cierto grado de inconciencia. Si no se tienen esos condimentos, esa especie de locura, esa manera utópica de ver la realidad, será muy difícil poner a las cooperativas en el centro del debate de los temas importantes del país. Para eso es vital que haya participación en todos los niveles, tanto en las cooperativas de base, como en las federaciones y entidades de segundo grado; pero no solo cuando se viven momentos de crisis o se ve amenazada la institucionalidad de la entidad, sino también cuando las cosas están bien, para que estén mejor; trayéndoles problemas, pero de crecimiento, no de mezquindades. Así todos vamos a disfrutar de una mejor calidad de vida”, concluyó.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam