En Córdoba, la bajante de los diques comienza a impactar en las plantas potabilizadoras

18-09-2020

El largo período de tiempo que no llueve en la provincia de Córdoba comienza a tener consecuencias en la captación y prestación de los servicios de agua potable. A la fecha, el dique La Quebrada, ubicado en Río Ceballos, tiene una bajante de 2.70. De no revertirse la situación, en el corto plazo las plantas que procesan el agua tendrán menor disponibilidad del recurso, y en consecuencia, los usuarios tendrán menos agua.

Esta semana se concretó una reunión de la Administración Provincial de Recursos Hídricos de Córdoba con cooperativas que proveen agua en las Sierras Chicas, donde se plantearon acciones en torno a disminuir la extracción de agua de la Reserva Hídrica La Quebrada.

Durante el encuentro virtual, encabezado por el secretario de Recursos Hídricos de la Provincia, Edgar Casteló, participaron autoridades y técnicos de las cooperativas de Río Ceballos, Unquillo-Mendiolaza y Villa Allende, junto con los referentes de las plantas potabilizadores de La Quebrada y La Calera, que forman un circuito integrado de provisión a las cooperativas. El objetivo de la reunión fue definir políticas de manejos del acueducto, plantas potabilizadoras y fuentes alternativas del sistema La Calera - La Quebrada, que abastece a 6 comunidades de las Sierras Chicas.

El objetivo de las acciones es reducir la producción de agua potable en la planta de La Quebrada, ubicada en uno de los extremos del circuito de abastecimiento, y compensar con el sistema de La Calera. De ese modo, se podrá generar una reserva en el dique ante una temporada que se anuncia escasa de lluvias.

Según informó la cooperativa de Río Ceballos, en la reunión se “analizaron los distintos bombeos y captaciones, se diagramó la culminación de trabajos en los ya existentes para efectivizar su producción, y se plantearon objetivos a corto y mediano plazo para su posterior evaluación”.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam