EL PRECIO DE LA CULPA, EL PRIMER LARGOMETRAJE RODADO EN MORTEROS

08-09-2016

Cuando Brenda Smut terminó su cuento, nunca imaginó que Luciano, su padre, lo iba llevar al cine. Eso sucedió a mediados de este año con el estreno de “El precio de la culpa”, una película que iba a ser un corto y que sin pensarlo terminó siendo el primer largometraje de esta ciudad del noreste cordobés.

En esta producción no hay ni un alfiler que no sea de Morteros. Desde aquel cuento que disparó esta “locura”, como le dicen quienes participaron, hasta cada uno de los lugares donde fue pensada, grabada, editada y estrenada.

La película es un policial en el que no falta el suspenso: un asesinato en un pequeño pueblo, donde los pobladores se sienten inquietos porque piensan que el asesino camina por sus calles.

Fue un gran desafío trasladar la historia a la pantalla grande. Algunos de los actores venían del teatro, otros aprendieron sobre la marcha. Eso sí, todos laburantes. Por esto, las grabaciones se realizaron los sábados “cuando todos podían” y se extendieron por siete meses.

Luciano Smut escribió el guión que, asegura, “se fue enriqueciendo y retroalimentando con la colaboración de quienes se acercaban a este proyecto. Fue una experiencia muy buena, sobre todo por lo que aportó el grupo”.

Se filmó con tres cámaras de fotos y todas las ganas y convicción del mundo. En relación a esto, Smut asegura que lo más complicado de resolver fue el sonido, tema que tuvieron que solucionar en la edición.

De esta producción independiente, que además fue realizada sin ningún tipo de subsidio, participó todo el pueblo desde el elenco de teatro del Centro Cultural, pasando por la academia La Huella, el grupo de vigías urbanos, el grupo de seguridad Tigre, los bomberos voluntarios, el Hospital Municipal y el Aero Club, hasta periodistas locales. Además, "El precio de la culpa" cuenta con su propia banda sonora con el tema `día fatal´ del grupo Vértigo.

La recepción del público fue muy buena. Luciano evoca ese momento, “estábamos un poco preocupados porque no sabíamos cómo se iba a tomar una película de suspenso. Nos sorprendió la repercusión, tal es así que tuvimos que sumar funciones. También nos acompañó la prensa, se acercaron muchos medios”.

La gran pregunta es: ¿Se viene la segunda? Luciano no descarta la idea pero la ve difícil. “El rodaje lleva mucho tiempo y todos tenemos nuestros trabajos. Algo que planeamos para unos meses se extendió por tres años. Será cuestión de ver”.

Solidarios

“El precio de la culpa” se proyectó en el complejo de cine “Las Tipas” de Morteros y lo recaudado fue a beneficio de un merendero y un taller protegido. La idea del equipo es replicar ese esquema en otros lugares. “Estamos abiertos a llegar con la película a otros pueblos que nos inviten y si podemos hacer una función a beneficio en cada lugar sería lo ideal”, dijo Luciano Smut.

Los interesados pueden contactarse a través del facebook “El precio de la culpa”.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam