El Gobierno entendió que el cooperativismo tenía que avanzar con sus propios medios

17-08-2010

El jueves 12 de agosto, la Cooperativa de Electricidad de Tres Arroyos (Celta) inauguró los estudios de su propio canal de aire. Celta TV es un primer paso para afianzarse en un proyecto general que pretende posicionar a la entidad como una prestataria de servicios de triple play.

¿Que significó el acto de inauguración del canal y como lo vivió la comunidad?

Para nosotros ha sido un hecho histórico que va a quedar en la retina por muchos años por lo que significa esto: ser el primer canal después de la reforma de la ley de medios, una ley de la cual hemos sido fervientes defensores. Al haber estado trabajando por esto durante cinco años y ver realmente la necesidad que había en Tres Arroyos, una ciudad con 50 mil habitantes, donde hicimos una encuesta y juntamos 23 mil firmas que decididamente apoyaban y nos daban aliento. Realmente poder cristalizar este proyecto para nosotros es muy importante. La inauguración fue un día de júbilo, de alegría, de festejo y hoy empieza una gran responsabilidad que es mantener esto en el aire con continuidad, que sea realmente una herramienta para que la comunidad toda pueda tener un canal donde expresarse, donde se le pueda dar un lugar a la cultura, a la educación, al deporte, al turismo. Dar trabajo a mucha gente que de no ser por este emprendimiento, que esperamos se replique en otros lugares, que da la posibilidad a chicos que se han ido a estudiar cine, televisión, periodismo pueden volver a su ciudad natal y pueden trabajar en estos medios.

Decía recién que ahora empieza un gran desafío. Con el canal de aire Uds. han dado un paso muy importante en lo que compete a la responsabilidad que tendrán los medios cooperativos. Pero también hay mucha precaución por parte de las cooperativas en encarar estas inversiones y su continuidad. ¿Cómo lo que han hecho Uds., cuál es el planteo que hacen para adelante y cómo esto puede servir de ejemplo para otros?

Si nuestro proyecto termina acá y nos quedamos con el canal de aire por muchos años ahí si yo lo veo complicado para sostenerlo económicamente en el tiempo. Este es el primer paso, la idea nuestra es avanzar en la construcción de la red de fibra cuando tengamos la licencia para ser prestadores de cable, de Internet y telefonía. Entonces ahí ensamblamos este primer paso que es el canal, la productora de contenidos, con el proyecto madre.

Armar un proyecto como este lleva mucho esfuerzo y tiempo. Nosotros sentimos que tenemos este gran paso dado y tenemos que ocuparnos de avanzar en lo otro, en el medio hay que “bancar” un canal por decirlo vulgarmente. Nosotros tenemos de pronto un costo que ronda los 50 mil pesos por mes. Nuestra cooperativa cumple 80 años el año que viene , nosotros tenemos más de 300 proveedores que hace más de 40 años nos acompañan y ellos mismos nos alentaron a avanzar en este proyecto convencidos de que el cooperativismo tenía que dar este paso. Y hoy no te digo que tenemos ya asegurado el cien por ciento de estos 50 mil pesos mensuales, pero tenemos más del 60 por ciento. Tampoco quisimos salir a buscar publicidad hasta no presentar el canal porque es como comprar un auto sin verlo. Después es más fácil.

 

Como dirigente que recorre el país, Ud. sabe que hay muchas cooperativas pequeñas que no pueden afrontar estos desafíos. ¿Cuál es su consejo como dirigente o cuál sería la estrategia del sector para llevar adelante proyectos que requieren fundamentalmente de integración?

Nosotros tenemos que lograr que al menos 30 cooperativas importantes distribuidas en el país puedan dar este paso. Entonces ¿qué va a pasar con esto? Yo te voy a poner el ejemplo del distrito de Tres Arroyos donde estamos nosotros como cooperativa importante en cantidad de asociados y después hay cuatro cooperativas pequeñas que están en el distrito. ¿Qué les estamos ofreciendo a esas cooperativas? Primero llegar con el canal de aire y segundo que utilicen los estudios de Celta para generar sus propios contenidos,  entonces de esta manera se puede generar esa integración. De esta manera una cooperativa de una entidad pequeña como puede ser Claromecó o Copetonas va a tener la posibilidad de contar las cosas que pasan en su propio pueblo. Nosotros ponemos esto a disposición y no les vamos a cobrar nada del costo de los equipos, sólo algún gasto menor para poder bancar el estudio, en eso la cooperativa tiene una decisión tomada. Porque ¿sabés cuál es el punto?, hoy yo se lo planteaba a nuestra gente: hay un Gobierno que entendió que el cooperativismo tenía que avanzar en este sentido y hay que aprovechar esta posición que se nos está ofreciendo porque en nuestro bendito país después todo da la vuelta y probablemente va a volver a venir la mala en este sentido. Si muchas cooperativas avanzan ya después va a ser más difícil que puedan hacernos retroceder en esta línea de trabajo. Por eso yo digo que estos próximos doce meses hay que trabajar denodadamente para que esto se agrande y que definitivamente el cooperativismo pueda quedar inserto en esto de los medios.

Definitivamente la ley 26522 plantea el enorme desafío para el sector de  trabajar desde el comienzo con integración.

Claro, tal cual porque sino nos va a pasar que nos quedamos mirando el mapa y el tren pasa y nosotros no nos subimos. Entonces, muchachos, el tren paso y Uds. no se subieron y vaya a saber cuando vuelve a pasar. Vos bien lo dijiste, esta es una oportunidad, un desafío y hay que animarse. Hoy hay una red de seguridad, el cooperativismo tiene una gran fortaleza que es ser generoso con sus cosas, tal vez por la idiosincrasia que tenemos y por otras razones como puede ser difícil que dos cooperativas compitan. Yo creo que esto hay que aprovecharlo, la generosidad de las cooperativas, como nos ha pasado a nosotros con COLSECOR que nos han abierto las puertas de par en par y avanzar juntos porque individualmente es mucho más difícil.    

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam