EL AUMENTO DEL GAS AMENAZA LA PRODUCCIÓN DE LAS EMPRESAS SOCIALES

19-05-2016

Claramente podemos decir que dos ejemplos no alcanzan a dimensionar la realidad de un sector disperso en el territorio nacional: el de las empresas de gestión obrera que la vienen batallando, incluso antes de ser tales. Seguramente. Pero es bueno contar lo que hoy les está pasando a Textiles Pigüé y Vitrofin, dos empresas recuperadas conformadas en cooperativa de trabajo, para saber que otras tantas - encuadradas en el sector Pyme - están atravesando situaciones parecidas.

El punto en común es el aumento del gas, o el tarifazo, palabra a la que se suele apelar para nombrar a los casos de aumentos inusuales y desmedidos. Gas que usan para los hornos o para la maquinaria involucrada en la producción. No para calefaccionar sus viviendas ni para calentar el agua de sus piscinas hogareñas.

En Pigüé, al sudoeste de la provincia de Buenos Aires, la cooperativa Textiles Pigüé recibió una factura por el consumo del gas de casi $ 202 mil. Un mes antes pagó menos de $30 mil. Estos costos amenazan sus proyectos de mayor productividad y nuevas fuentes de trabajo.

Como señala Diego Kenis de la Agencia Paco Urondo, “El trabajo diario de la cooperativa por correr las fronteras de lo posible se topó con un nuevo obstáculo. La multiplicación que salta a la vista en condiciones prácticamente iguales refleja otra conclusión: el poco interés que a los ojos del programa oficial tienen la industria nacional, los proyectos cooperativos y solidarios y las economías regionales”.

En la cristalería Vitrofin, recuperada por sus trabajadores, el costo del gas natural saltó de $44 mil a casi $300 mil pesos. El insumo en esta empresa es vital para el funcionamiento de los hornos que permiten trabajar el vidrio.

“Nos queríamos morir, sabíamos que iba a haber un aumento fuerte, especulábamos que podía irse hasta 150 mil, 160 mil, exagerando 180 mil”, dice Omar Pelli, secretario de la cooperativa ubicada en Cañada de Gómez, al sur de Santa Fe. “Y lo triste es que nos informan que esto es parcial, que el incremento es mayor”.

La historia y el recorrido que han tenido ambas empresas recuperadas no fue sencillo, como tampoco lo es este presente. Textiles Pigüé sostiene hace 12 años esta propuesta de empresa sin patrones que apuesta a crear empleo local, apremiada también ahora por la recesión económica y la apertura de las importaciones.

Los obreros de esta cooperativa - que tienen más de 100 asociados - dedicada a la producción de ropa obtuvieron en 2014 la titularidad de los bienes de la fábrica, tras batallar por más de una década.

Esta empresa recuperada en 2004, luego del vaciamiento de los antiguos dueños de la firma Gatic, ha llevado su experiencia a distintos lugares del planeta donde es considerada una referencia de resurgimiento ante casos de crisis. Además, los trabajadores cumplen un rol social fundamental colaborando con otras cooperativas y Pymes que atraviesan procesos conflictivos.

La cristalería de Cañada de Gómez, recuperada en 2004, transitó desde entonces diversos avatares, pero ninguno tan preocupante como el actual: el costo del gas, los ha puesto otra vez ante una situación desesperante. “No entiendo a dónde nos quiere llevar este gobierno”, reflexiona Pelli de Vitrofin. Desde la cooperativa santafesina han elevado su preocupación a las autoridades provinciales para apuntalar los procesos autogestivos.

Comparativa de las facturas que recibió la textil este año

Tarifa social para cooperativas

La Asociación Civil Trabajando por la Economía Social (TES) difundió una resolución del Ente Nacional de Regulación del Gas (Enargas) según la cual las personas físicas que lo justifiquen pueden beneficiarse de la tarifa social del servicio. Como excepción, las cooperativas también pueden inscribirse e intentar acceder al beneficio. Aun así, el organismo se reserva el derecho de admisión.

En la resolución N°I/3784 del Enargas se destacan los criterios de selección de beneficiarios de la tarifa y, si bien no las menciona directamente, para el caso de las cooperativas existe la posibilidad de presentar por escrito los motivos por los que se solicita el beneficio. Para lograrlo, los interesados deben presentarse en las oficinas de ENERGRAS o cualquiera de sus agencias a nivel nacional y completar en la solicitud (ver modelo) la opción "situación particular no contemplada en los motivos precedentes".

En ese espacio, detallar las razones por los cuales se necesita la tarifa social. Recomendamos incluir que, como cooperativa de trabajo, la tarifa común resulta muy alta e impacta directamente y de forma grave en la estructura de costos, poniendo en riesgo la sostenibilidad económica de la organización.

A su vez, se debe adjuntar documentación que acredite quiénes son las autoridades de la cooperativa, el estatuto de la misma y las últimas facturas de gas. Una vez concluido el trámite, el ente evaluará la situación y, en caso de aprobación, se dará el alta en el sistema automáticamente.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam