Día internacional de la Mujer

06-03-2009

En ese sentido expresamos nuestra condena a todo tipo de violencia contra las mujeres y las niñas, donde la razón del más fuerte se impone, ante la población más vulnerable.

Desde el Movimiento Cooperativo nos referimos no solo a la violencia doméstica sino que también a la violencia simbólica que coloca a las mujeres en un estado de permanente inseguridad corporal, a la violencia física intergrupal referida a las guerras y el terrorismo, a la violencia económica, que se expresa en la feminización de la pobreza y a la violencia institucional que aún persiste en algunas estructuras verticales de dominación y algunas regulaciones legales, políticas y religiosas.

Reconocemos que la violencia contra las mujeres en la familia y en la sociedad se ha generalizado y trasciende las diferencias de ingresos, clases sociales y culturas, y debe contrarrestarse con medidas urgentes y eficaces para eliminar su incidencia.

Es urgente reivindicar como parte de la filosofía cooperativa la ética de la libertad personal, la libertad de conciencia, de la capacidad de autocontrol y autoestima. Necesitamos que las mujeres y los hombres cooperativistas sean fuertes, libres e iguales para que puedan resolver sus conflictos mediante el dialogo y el consenso y no mediante la dominación y la violencia.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam