Córdoba: cooperativas conformarán un comité de crisis

12-09-2013

El fuego incontrolable desatado en Córdoba esta semana ha golpeado con fuerza a la zona de Yacanto. Las cooperativas que proveen el servicio eléctrico en el Valle de Calamuchita se han visto gravemente afectadas por la situación y ya se calculan pérdidas millonarias, como producto del incendio total de postes, transformadores y cableados.

De acuerdo a un primer relevamiento realizado por la Federación Argentina de Cooperativas de Electricidad y otros Servicios Públicos Ltda. (FACE) regional Córdoba, son más de 200 postes los que fueron quemados por los incendios en Villa Yacanto, ocasionando la caída al suelo de la línea eléctrica y consecuentemente el corte del suministro de energía. Asimismo, se quemaron y quedaron destruidas más de 50 cabañas y casas.

"El panorama es devastador. En Yacanto está todo negro. Se quemaron por completo cientos de postes. Nos hemos encontrado con transformadores tirados en el suelo", describió Pozzo, quien se hizo presente en la zona damnificada para comenzar a evaluar líneas de acción frente al desastre.

Pozzo indicó que la situación es extremadamente grave para las cooperativas eléctricas de la zona, considerando que se encontraban en proceso de recuperación después de las tormentas del último verano. "La situación ahora es bastante peor, porque está todo quemado, no se puede reparar, ni reutilizar nada", indicó Pozzo y agregó que las consecuencias de estos incendios tendrán impacto en la demanda de energía durante los próximos meses. "Se quemaron tres aserraderos, que representan casi un 50% del consumo de electricidad en la zona y a esto se suma que el paisaje quedó arruinado para el turismo, lo cual implicará una importante reducción de la actividad económica local. Sin turismo y sin aserraderos, el panorama es negro", manifestó el presidente de FACE Córdoba.

Además, la Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar) puso a disposición 20 plazas libres en un hotel de Alta Gracia perteneciente a Fedetur, para los trabajadores que estén colaborando en Villa Yacanto.

La semana próxima, los dirigentes de la federación se reunirán con funcionarios de la Empresa Provincial de Energía (Epec) para analizar la situación y afrontar los daños. Asimismo, ya se iniciaron gestiones ante el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes) para obtener apoyo nacional. "Como federación estamos gestionando todo lo que está a nuestro alcance. Es una catástrofe, pero estamos viendo la necesidad de conformar un Comité de Crisis para planificar acciones inmediatas y a largo plazo", anticipó Pozzo.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam