Córdoba cercada por el fuego

10-09-2013

Tras meses sin lluvias, temperaturas que alcanzaron los 41 grados en invierno y ráfagas de viento superiores a los 80 kilómetros, Córdoba lleva cinco días consecutivos de incendios.

Sin espacio para evaluar por el momento las cuantiosas pérdidas ambientales y económicas, las tareas de los bomberos están puestas en resguardar vidas humanas.

Hasta este martes, el pronóstico no indicaba precipitaciones en las zonas afectadas, por el momento éste sería el único aliciente ya que las llamas en algunas zonas han tomado dimensiones incontrolables.

Hasta ayer la zona más afectada era la de Calamuchita, una región que se distingue por la implantación de pinares para emprendimientos forestales. Villa Yacanto, San Miguel de los Ríos y Villa Alpina son alguna de las poblaciones seriamente dañadas. En Yacanto se quemaron cerca de 40 viviendas y la población debió evacuarse por el fuego y el humo. También murieron muchos animales que no pudieron huir del fuego y quedaron apresados por los alambrados.

El gerente de la Cooperativa Eléctrica de Villa General Belgrano, Jorge Firley, describió a COLSECOR noticias la situación que viven. Si bien en la villa no se han visto afectados directamente por el fuego, ha sido una de las poblaciones que ha recibido a los evacuados de Yacanto, junto con Santa Rosa de Calamuchita. Firley comentó que en Yacanto el fuego quemó todos los postes de energía eléctrica con lo cual la población deberá hacer frente también a este problema más adelante. En ese lugar, el servicio también es provisto por una cooperativa.

Hace más de cuatro meses que no llueve en Córdoba, a esto se sumaron los fuertes vientos de esta semana y los pinos caídos por tormentas a fines del año pasado que sirvieron de combustible natural para propagar los incendios en el valle de Calamuchita.

El propio gobernador De la Sota afirmó que se trata de una situación “crítica”. Esta mañana, antes de partir hacia la zona afectada, el mandatario agradeció el aporte del Plan Nacional de Manejo del Fuego que sumó aviones hidrantes, helicópteros y autobombas para otros focos que también afectan la provincia, como el de Alpa Corral en cercanías de Río Cuarto.

También se encuentra trabajando en Córdoba la Gendarmería, un avión de la Fuerza Aérea para trasladar a los bomberos y baldes para aviones que estaban en la Patagonia que fueron puestos a disposición por el secretario de Seguridad, Sergio Berni.

Otro de los valles afectados seriamente por el fuego es el de Paravachasca, en cercanías de Alta Gracias, Despeñaderos y Villa Ciudad América. Al respecto, desde la localidad de La Rancherita el presidente de la Cooperativa Eléctrica, Mauricio Abba, contó a este medio que durante la noche los vecinos debieron salir a cortar el fuego detrás de la Reserva Autóctona con recursos propios. “Acá no tenemos nada, no hay ni un bombero porque todos están en La Paisanita”, dijo Abba. “Nos dijeron que sólo llamemos si hay casas en riesgo”, confirmó.

Por el lado de Cosquín, todavía estaban activos los focos en el Pan de Azúcar.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam