Contra la concentración, la localía

14-04-2008

Uds. están trabajando con las cooperativas. ¿Cuántas y cuáles?

Estamos trabajando con 7 cooperativas, especialmente las que pertenecen a Fecosur y algunas de la costa, cercanas a Buenos Aires. La idea principal es tratar de desarrollar los contenidos locales, que es lo que nosotros vemos como diferencial. Cuando hablamos de triple play e IPTV no necesariamente hablamos de una novela mejicana, del canal de las pelotas o del 13 de Clarín. Creemos que el contenido local es lo que va a ser diferente en la propuesta nuestra, frente a una concentración inmensa. Imaginate que tenes hoy en el zapping de la provisión de cable más importante cinco canales propios, uno atrás del otro, evidentemente es difícil competir si están en el mismo lugar. Hay que competir por otro lado.

¿Qué servicios brindan las cooperativas con las que trabajan?

Servicios telefónicos principalmente porque ya cuentan con la red, la banda ancha y están incorporando el contenido local, estos servidores locales, para poder prestarlo con interés en su ciudad, su pueblo.

¿A todas estas cooperativas llegan hoy con iguales servicios? ¿Cuáles son?

Los servicios constan de un servidor, es como un You Tube local. La gente ve You Tube y ve contenidos globales y muchos también carga ahí. Pero es como una búsqueda anárquica. De esta manera, lo llamo You Tube local por buscarle un formato, lo que se hace es que los contenidos sean generados exclusivamente por gente de la localidad o del pueblo y que sean de interés de ese lugar. Como todas estas localidades tienen migraciones, gente que se va a vivir afuera o que va a trabajar afuera, toda esa gente se queda como un grupo de interés extendido a esos contenidos que no pueden ver de otra manera.

¿Cuál ha sido la respuesta de la gente al momento de instalar el servicio y si controlan el material que se sube?

La invasión a la privacidad obviamente que se controla. Los contenidos no son libres de carga. El criterio es lo que no este peleado con las buenas costumbres, a criterio de la cooperativa del lugar. Y no es censura creo que es simplemente buen gusto. No se maneja pornografía, por supuesto. La reacción ha sido altamente positiva. Recién estábamos hablando con otra gente que no puede ver los goles del equipo local cuando juega de visitante porque no los pasa nadie. Entonces, ese gol no le importa a millones de personas, pero sí a unos miles. Es satisfacer esa necesidad. Esos miles lo reconocen como algo muy valioso y único.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam