Coninagro ante la Afip

17-06-2005

La gestión gremial de CONINAGRO volvió a dar resultados. En este caso, se logró la importante modificación de una Resolución General de la AFIP que imponía excesivas retenciones como anticipo de las contribuciones patronales con destino a la seguridad social. De haberse mantenido en los términos originales, hubiese implicado un alto costo económico y, fundamentalmente, financiero para las cooperativas. La Resolución General 1784 de la AFIP, dictada a fines del año pasado, determinó que a partir de marzo/2005, había que retener un 2% de todos los pagos que se efectuaran para cancelar, total o parcialmente, las operaciones de venta de cosas muebles, locaciones o prestaciones de servicio. La retención que efectuara una cooperativa, y tal como se anticipara, se aplicaría a las contribuciones patronales imputables a la seguridad social de sus empleados.

En CONINAGRO argumentaban que una retención de ese tipo calculada sobre los precios de venta de los productos agropecuarios, resultaba excesivamente onerosa y totalmente desproporcionada respecto a los aportes que deben cancelar las cooperativas. Si bien el pago podía computarse a cuenta de futuros compromisos, se generaría, necesariamente, un saldo a favor de muy larga recuperación.

De hecho, proyecciones realizadas por los técnicos de CONINAGRO determinaron que, según la magnitud de la cooperativa, con las retenciones de los primeros seis meses, podía tardarse entre 12 y 64 meses para recuperar los aportes adelantados.

Mientras tanto, el dinero anticipado produciría un costo financiero. La gestión de CONINAGRO para lograr la modificación de la AFIP incluyó una extensa y fundada carta explicativa al titular del organismo a la que se sumaron reuniones con sus cuerpos técnicos y encuentros de análisis.

Después de sucesivas reuniones con funcionarios de la AFIP, incluso con el propio Abad, se logró presentar sugerencias para modificar la norma cuestionada.

En primer término, y como respuesta inmediata, la AFIP dispuso una prórroga de su entrada en vigencia hasta julio/2005. Con posterioridad, y frente a los estudios y proyectos que presentó CONINAGRO, la AFIP dictará una nueva resolución conforme a los requerimientos y logrando así, una ahorro importantísimo para las cooperativas.

El principal cambio se centra en que el régimen ahora excluye a todo tipo de operación de venta de animales vivos de las especies de ganados bovinos, ovinos, porcinos, camélidos, caprinos y equinos; granos no destinados a la siembra - cereales y oleaginosos - de legumbres secas - porotos, arvejas y lentejas; leche fluida sin procesar de ganado bovino y miel a granel, sin importar quien las realice. Con la redacción anterior, solamente se excluían las ventas efectuadas directamente por el productor y dueño de esos productos.

No obstante el logro, CONINAGRO señaló la no inclusión de la producción vitivinícola y hortícola como exentas de la retención mencionada y dejó en claro que ambas producciones deben ser consideradas y que seguirán trabajando con los máximos funcionarios de la AFIP para ello.

Otra modificación lograda es que los empleadores que sufran las retenciones establecidas por el régimen, podrán solicitar su exclusión inmediata observando los requisitos y condiciones que establecerá la AFIP. Antes de la modificación, recién se podía solicitar cuando acumulaban saldo a favor durante seis meses consecutivos.

Fuente: Prensa CONINAGRO

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam