CON PENAS LEVES CIERRA EL CASO DE LA COOPERATIVA OBRERA

11-06-2015

A dos años y 7 meses del derrumbe del local de la Cooperativa Obrera que dejó 7 víctimas fatales y decenas de heridos, la jueza María Gagliano analizará el acuerdo por el cual los tres acusados se declararán culpables y recibirán penas leves.

La audiencia comenzará este jueves con la novedad de que el único imputado, el arquitecto Alberto Luis Diez, tiene acordada una condena de tres años de cumplimiento efectivo, seguirá el proceso vía Skype dado que está internado por enfermedad en Buenos Aires.

A pesar de que se dijo que sería la primera causa en ser dirimida en un juicio por jurados populares, finalmente los familiares de las víctimas aceptaron la propuesta de juicio abreviado que presentaron los defensores del arquitecto, el dueño del local Néstor Guerrero y el capataz José Silva Anriquez.

El detonante de la aceptación de la propuesta fue el cambio de calificación legal que se dio en la audiencia de octubre del año pasado, en la que el juez Marcelo Muñoz dispuso la elevación a juicio. En esa audiencia se cambió la acusación de estrago doloso a estrago culposo, por lo cual de ser condenados los imputados la pena prevista, al no tener condenas previas, no superaría los tres años dado que el máximo para ese delito es de cinco años.

Con ese escenario, en el que era posible que alguno fuera absuelto, las familias optaron por la oferta en la que los tres imputados se declararán hoy culpables del derrumbe.

Mientras Diez recibirá la mayor pena de tres años de cumplimiento efectivo, Guerrero acordó tres años en suspenso y Silva Anriquez, un año en suspenso.

Según relataron los familiares que avalaron las condenas "optamos por el mal menor", ante la posibilidad de que sean absueltos o se les conceda una probation.

Ese 25 de octubre de 2012 a las 19.45 la loza del local 84 de la Cooperativa Obrera ubicada en Ortega y Gasset y Godoy, en el barrio Canal Cinco, colapsó y cayó sobre los clientes.

El derrumbe se cobró la vida de Juan (3), Tiago (5) y Fedra Yañez (19), de Evan Aguilar Quinteros y su pareja Lorena Ockier (38), del docente del colegio contiguo Carlos Arrigoni (40) y de la abuela Ida Martínez (74).

Las pericias demostraron que hubo negligencia, imprudencia e inobservancia en la construcción de diez departamentos que sin autorización se construían sobre esa loza.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam