Comcast quiere comprar Walt Disney

12-02-2004

Comcast ofreció pagar US$ 26,47 en acciones por cada una de las de Disney, pero ahora la prima bajó un 9,9% sobre el precio de cierre del miércoles del papel de Disney, que fue de US$ 24,08.

La operadora de televisión por cable eligió un mal día para la oferta ya que los títulos de Comcast sufrieron hoy una caída del 9,5%, a US$ 29,79, en parte porque Disney no aceptó la oferta y solamente prometió "estudiarla", lo que provocó un mal inicio del negocio.

La acumulación del 9.5% de caída de Comcast más 14.62% de aumento de Disney, suma más de un 23% de cambio en la cotización que inició la oferta, distorsión que pone en peligro a la operación.

A pesar de los altos porcentajes que hoy afectan a Comcast, de prosperar la operación la operadora de cable se convertiría en la mayor compañía de medios de comunicación y ocio del mundo e integraría, además de los estudios Disney, la cadena de televisión ABC, la de deportes ESPN, los parques temáticos y la red de clientes de Comcast, más de 21 millones de abonados.

La propuesta que Comcast ofreció se basa en un intercambio accionarial por el que se canjearían 0,78, asumiendo también la deuda de casi US$ 12.000 millones de la compañía y una prima a los accionistas de Disney de US$ 5.000 millones de dólares adicionales.

Cabe destacar que los estudios Disney no estaban pasando por su mejor momento, ya que habían sufrido un duro golpe cuando se rompieron las negociaciones para prorrogar su colaboración con Pixar, la compañía pionera en animación por computadora y responsable de películas como Toy Story o Buscando a Nemo.

En los últimos meses han comunicado, además, la clausura de sus estudios de animación en Florida, Tokio y París, además de una drástica reducción de plantilla en su sede principal en Burbank (California).

No obstante, estos cierres se unen a las protestas expresadas por Roy Disney, sobrino del creador de los estudios y el único miembro de la familia que quedaba en la junta de la compañía.

Roy Disney presentó su renuncia a finales del año pasado y se ha quejado por la mala gestión del actual presidente Michael Eisner.

Ante el primer acercamiento de Comcast, Disney aprovechó para adelantar, en su primer trimestre fiscal cerrado en diciembre de 2003, sus ganancias netas que ascendieron a US$ 688 millones, frente a los exiguos US$ 36 millones de igual periodo el año precedente.

La facturación en su división de estudios cinematográficos, con éxitos como Piratas del Caribe o Buscando a Nemo permitió a la compañía rebasar las expectativas y obtener un volumen de ingresos de US$ 8.500 millones.

Seguramente, estas cifras sean las que le jugaron una mala pasada a Comcast ya que hoy se encuentra en peligro la propuesta de compra de los estudios debido a la suba de las acciones de Disney y la baja de Comcast, porcentaje cuya acumulación que alcanza más de un 23 %. ¿Habrán elegido un mal día para la oferta?

Recorte de mercado, febrero, 2004.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam